Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los trabajadores de Elcogas abandonan pacíficamente el encierro tras ser despedidos

Los trabajadores de Elcogas han abandonado este miércoles pacíficamente las instalaciones de la central termoeléctrica de Puertollano (Ciudad Real) en la que han permanecido encerrados durante 52 días.
La marcha se produce después de que la empresa "rogara", en una comunicación, el desalojo a los 119 empleados que este martes han dejado de tener contrato laboral, como consecuencia del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) extintivo que afecta a la totalidad de la plantilla de 143 personas.
La salida de los trabajadores se ha producido con normalidad, tras recoger sus enseres, despedirse entre "lágrimas y abrazos", y "decir adiós" al lugar donde han desarrollado su vida laboral durante más de 20 años, han relatado a Europa Press algunos de los afectados.
Según señalan en una nota los secretarios de las federaciones de Industria de CCOO y UGT, Ángel León y Agustín Pérez, respectivamente, los trabajadores "se van de forma discreta con la lejana esperanza de volver, de que la jornada de hoy no sea el punto final, solo un punto y aparte".
El comité de empresa les ha pedido que atiendan "sin reticencias ni protestas" a la orden de desalojo de la dirección. "Sabemos cómo actúa Endesa, principal accionista y gestora de Elcogas", apuntan los sindicalistas, al tiempo que recuerdan que, el día que se encerraron en su sede madrileña, Endesa presentó una demanda y "envió a las fuerzas de seguridad".
Con este "precedente", no quieren que a los compañeros que "de forma traumática" salen por última vez de su centro de trabajo "se les envíe a la policía, que al mal trago se añada una demanda, y que se enfrenten a una sanción de entre 600 y 3.000 euros", afirman los responsables del comité.
En todo caso los representantes de los trabajadores aseguran que siguen haciendo "todas las gestiones posibles" ante los accionistas de Elcogas para reclamar que "asuman su responsabilidad social".
Precisamente, las federaciones viajan este miércoles a Oviedo para reunirse con directivos de Hidrocantábrico, participada por EDP, también accionista de Elcogas, aunque antes, este martes, mantuvieron otra reunión con Endesa. Con ambos encuentros los sindicatos intentan arrancar un "compromiso" que garantice las recolocaciones de los primeros 119 trabajadores despedidos, si bien valorarán el resultado tras la finalización de la reunión con Hidrocantábrico.
EL JUEVES SE VALORARÁN LAS GESTIONES
En este contexto, este jueves se celebrará una asamblea con los trabajadores para informar de los resultados de las gestiones, "valorar las respuestas" y analizar las "posibilidades de futuro" tanto para los despedidos como para la propia central.
Por su parte, la dirección de Elcogas está trabajando en la actualidad para definir los perfiles de 120 vacantes que se producirán en los próximos meses. Fuentes de la empresa han insistido en que todas las vacantes de todos los accionistas "no son posibles, son reales, y todas se van a producir en los próximos meses".
Según Elcogas, las vacantes han sido comunicadas a la consultora contratada por Elcogas y todas se cubrirán con trabajadores de la central puertollanera "si cumplen con los perfiles profesionales requeridos para esos puestos, siempre y cuando lo acepten los trabajadores", dado que se trata de un proceso "voluntario".
ALCALDESA DE PUERTOLLANO: "ME DA MUCHA PENA"
Por su parte, la alcaldesa de Puertollano, Mayte Fernández, ha expresado este miércoles su pena por el desenlance de un conflicto del que se "siente parte". Así, ha recordado que desde el "minuto cero" ha trabajado junto a los empleados de Elcogas y sus empresas auxiliares, si bien para la regidora ha sido "frustrante" la "inactividad, inacción y mala práctica del Ministerio de Industria".
Para Fernández, este conflicto tenía una "solución política" y ahora se ha convertido en un "fracaso del ministro de Industria, en toda regla". "Si fuera ministra y hubiera hecho algo así no dormiría bien por las noches", ha recalcado la alcaldesa, para quien esta gestión es "propia de libro de primaria de mal político y un fracaso personal que el ministro llevará en su currículum para toda la vida".
Mayte Fernández ha traslado a todos los trabajadores su "afecto personal", y ha indicado que hará "todo lo que pueda" por su bienestar, al igual que con el resto de personas que están pasando dificultades en Puertollano.