Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los trabajadores de Nissan luchan para evitar el ERE

Nissan ha justificado el ERE por la fuerte caída de ventas que está sufriendo y que en el conjunto del sector resulta especialmente aguda, precisamente, en los modelos que se fabrican en Zona Franca: el vehículo industrial y los todoterrenos. Esta semana está previsto que Nissan presente el ERE formalmente ante la Generalitat y que continúen las movilizaciones de los trabajadores de la plantilla
El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ha instado a las partes implicadas a llegar a un acuerdo. El problema que se plantea además es que, si el ERE se hace efectivo, algunos empleados son demasiado mayores para encontrar otro empleo, o tienen demasiados pagos pendientes con las hipotecas y los impuestos.
Sebastián habló con Nissan por videoconferencia
El pasado viernes, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, mantuvo una vídeo-conferencia con la cúpula de Nissan en Japón para tratar la situación. Según han confirmado fuentes del Ministerio de Industria, en el encuentro se expresó a la dirección de Nissan la inquietud por este plan de despidos, que afecta al 37% de su plantilla, y se pidieron garantías de un plan industrial para garantizar la continuidad de la factoría.
Precisamente el sábado, en un asamblea de afiliados de Nissan a la UGT el secretario general de este sindicato, Josep María Álvarez, Álvarez acusó a Sebastián de "discriminar a Cataluña". En su opinión, "no es de recibo que el ministro se reúna con los representantes de la alianza Renault-Nissan y que en vez de hablar de una empresa en la que van a despedir a 1.600 personas trate la situación de otra factoría del grupo donde tan sólo se han planteado rescisiones temporales", en alusión a la planta de Renault en Valladolid.
Alvarez pidió que para solventar la crisis de Nissan intervenga directamente el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "y que se reúna con la dirección de Nissan y con (Nicolás) Sarkozy", presidente de Francia.