Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los trabajadores de Orange y Jazztel tendrán hasta el 11 de abril para acogerse al ERE voluntario

Los trabajadores de Orange y Jazztel que deseen acogerse al expediente de regulación de empleo (ERE) totalmente voluntario podrán hacerlo hasta el próximo 11 de abril después de que la empresa y los representantes de los trabajadores al completo hayan firmado este jueves el acuerdo sobre el plan de ajuste de empleo.
La Comisión Negociadora, que se constituyó el pasado de 10 de febrero, ha finalizado en la tarde del jueves el proceso de negociación con la firma del acuerdo entre la representación legal de los trabajadores y de la empresa, tras su ratificación en asamblea por los empleados de la compañía.
En consecuencia, los trabajadores que lo deseen podrán acogerse desde mañana 11 de marzo hasta el 11 de abril a un programa que contempla la adhesión de un máximo de 496 trabajadores de los centros de trabajo que Orange tiene en Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Valladolid.
La compañía ha creado un espacio especial en la intranet con información sobre el contenido del acuerdo sobre el plan de ajuste y el formulario de adscripción, donde se incluye la información para el cálculo de la indemnización, los plazos y el proceso para adscribirse al Plan.
Tal y como propuso la compañía desde la constitución de la mesa negociadora, dicha adscripción al plan será exclusivamente voluntaria y podrán acogerse al mismo todos los trabajadores de los centros afectados que, a fecha de 9 de febrero de 2016, no se encontraran en situación de excedencia.
Asimismo, la empresa se compromete a no ejercer veto sobre las adscripciones y a facilitar y gestionar en un plazo de 15 días la salida de los trabajadores que se acojan al plan, que sólo podrá dilatarse hasta un máximo de tres a seis meses y siempre por razones operativas.
La dirección también acepta no ejecutar un nuevo ERE en el plazo de dos años y no abordar durante doce meses en los centros de trabajo afectados procesos colectivos de externalización con destrucción directa de empleo o de movilidad geográfica forzosa.
Por otro lado, empresa y sindicatos han acordado incluir el escalado de días proporcional al sueldo a la hora de determinar las indemnizaciones para favorecer a los salarios más bajos, que va desde los 57 días a los 62, así como eliminar el tope de mensualidades.
En cuanto a las prejubilaciones, podrán acogerse a esta medida los trabajadores que a fecha 31 de diciembre de 2016 hayan cumplido 55 años o más y que hubieran sido contratados antes del 15 de abril de 2006. Estos empleados recibirán un complemento equivalente al 85 % de salario regulador neto.
Desde que se alcanzó el principio de acuerdo el pasado jueves, los sindicatos han celebrado asambleas en Madrid, Barcelona, Valladolid, Sevilla y Valencia, para explicar a los empleados el contenido del mismo y conocer su opinión, que en su gran mayoría fue apoyar el acuerdo, hasta el punto de no ser necesario llevar a cabo votaciones.