Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nueve de cada diez trabajadores españoles piensan que ahora se les exige más que hace cinco años

El 91% de los trabajadores españoles piensan que sus empleadores les exigen actualmente unas habilidades y competencias más altas que hace cinco años, según un estudio del grupo de recursos humanos Randstad realizado en 32 países.
El porcentaje de España es de los más elevados y se asemeja al de China (94%), Malasia y Brasil (93%), los países de cabeza, mientras que a la cola del ranking internacional se sitúa Hungría (66%). El promedio de todos los países consultados arroja que el 86% de los trabajadores sienten que ahora se les exige más que hace cinco años.
Cuando se trata de competencias digitales, el 86% de los trabajadores de todo el mundo y el 85% en España asegura que sus empleadores son más exigentes ahora que hace cinco años.
En cuando a las habilidades sociales y a la formación, tres de cada cuatro españoles piensan que se es ahora más exigente que cinco años atrás, porcentajes muy similares al promedio.
De cara al futuro, España es el país donde menos trabajadores creen que los empleadores aumentarán sus exigencias laborales, con un porcentaje del 57%, lejos de lo que opinan chinos (93%), indios (92%), malasios (91%) y brasileños (también 91%).
Según Randstad, el 94% de los españoles esperan que la experiencia sea cada vez más importante en el puesto de trabajo, el porcentaje más alto entre los países europeos consultados y el octavo en el ránking internacional elaborado por el grupo y cuya media alcanza el 87%.
De la misma forma, la gran mayoría de los trabajadores españoles esperan que las habilidades sociales (82%), las habilidades digitales (82%) y la formación (86%) adquieran más importancia en los próximos años, datos muy similares a las medias internacionales.
El informe revela además que, a raíz de la mayor demanda experimentada en los últimos cinco años y a las mismas expectativas para el futuro, el 34% de los empleados de todo el mundo (45% en el caso español) temen que no serán capaces de cumplir con sus requisitos de trabajo a su debido tiempo por la elevada carga laboral.