Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La transición al euro en Letonia entra en su fase final con más de un 90% de los pagos ya en la moneda única

La transición al euro en Letonia, que se convirtió en el decimoctavo país de la eurozona el pasado 1 de enero, entra en su fase final ya que el 91% de los pagos en los comercios se realiza en la moneda única y todos los cliente reciben el cambio en euros, según ha informado este viernes la Comisión.
La moneda letona, el lat, dejará de ser de curso legal el próximo 15 de enero.
Los bancos, las oficinas de correos y los comercios están afrontando sin problemas el proceso de transición y la gestión paralela de dos monedas, de acuerdo con los datos del Ejecutivo comunitario. Y los ciudadanos se están acostumbrando progresivamente a la moneda única. El 60% de los consumidores ya ha realizado alguna transacción en euros, según una encuesta del Eurobarómetro del 8 de enero.
La adaptación de los sistemas de tecnologías de la información en la administración del Estado (en total 106) y en los municipios (424) se está produciendo sin problemas, incluyendo el sistema tributario y los pagos sociales.
La mayoría de las quejas de los ciudadanos sobre el proceso de transición se refieren a la indicación de los precios y a la aplicación de las reglas de redondeo. Todas las denuncias están siendo tramitadas, según Bruselas, de forma diligente por las autoridades competentes.
El Centro de Protección de Derechos de los Consumidores continúa llevando a cabo inspecciones diarias para garantizar que las empresas respeten las reglas de transición al euro y que los precios se conviertan al tipo de cambio oficial de 0,702804 lats por un euro.
Letonia celebra este viernes una ceremonia oficial de bienvenida al euro a la que asiste el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y el responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn.