Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Estado ha vendido 2.134 inmuebles, el 14% de lo previsto en el plan de reforma de la Administración

Un total de 2.134 inmuebles del Estado han sido ya vendidos dentro del plan de reforma de la administración, aunque esta cifra sólo supone un 14 por ciento de los más de 15.000 edificios públicos de los que el Gobierno previó desprenderse en el periodo 2013-2015.
La venta de inmuebles fue una de las medidas más destacadas de la denominada Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA), impulsada por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y creada en octubre de 2012 para mejorar la eficiencia de todas las instituciones.
Entre los compromisos adoptados, el Ejecutivo incluyó un listado de 15.135 inmuebles a enajenar entre los años 2013 y 2015 como medida para aumentar los ingresos y disminuir los gastos de la Administración General del Estado.
A MITAD DE PLAZO.
Prácticamente a mitad del plazo previsto, a fecha de 30 de abril de este año, el número de edificios vendidos era de 2.134, de los cuales 1.587 lo fueron mediante subasta o concurso público y los otros 547 enajenados de forma directa, según expone el Gobierno en contestación a una pregunta parlamentaria de la portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez.
El Ejecutivo deja claro que su labor era la "puesta en el mercado" de los inmuebles previstos, lo que se "limita" a realizar las actuaciones necesarias para su venta. "Resulta obvio que no es posible asumir compromisos relativos al buen fin de las operaciones de enajenación, puesto que ello depende de la existencia de demanda, sobre la que no puede influir la administración", aclara.
Según explica, durante el primer año de este programa la mayor parte de las actuaciones fueron encaminadas a preparar los inmuebles para su venta, con actuaciones como su tasación, "la depuración de la situación física y jurídica de los mismos" y en muchos casos la obtención de calificaciones urbanísticas más adecuadas para su venta.
DEJAR EDIFICIOS ALQUILADOS.
En este programa de racionalización, otra de las medidas previstas para ahorrar costes es la reubicación de sedes de la administración en edificios en propiedad del Estado, dejando libres inmuebles actualmente en alquiler.
Algunos de los traslados previstos son, en Madrid, sedes dependientes del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y de la AECID, del Ministerio de Economía y Competitividad, del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.
También se están rehabilitando edificios en Bilbao, Logroño, Pamplona y Toledo, todos ellos propiedad del Estado, para reubicar en ellos diversas unidades de la administración ahora instaladas en inmuebles de alquiler.