Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sin edad penal

La edad penal de los menores en España está en los 14 años. Los que cometen delitos con 13 años o menos quedan, a efectos penales, fuera de la Ley del Menor. Hasta hace poco, la única respuesta por parte de la administración era internar a estos niños en centros de protección, junto con otros menores con problemas de abandono familiar. Ahora, algunas comunidades autónomas como Valencia han puesto en marcha centros terapéuticos para tratar de reconducir su conducta antes de que cumplan los 14 y ya entren en el sistema de reforma.
Los Reporteros han entrado en uno de estos centros, de régimen cerrado, en los que se enseña a estos niños a convivir y a respetar las normas.
La mayoría, como Pedro, vienen de un entorno familiar difícil. Comenzó a robar motos con 8 años. Ahora en el centro aprende a arreglar bicicletas, una actividad mucho más propia de su edad.
Otros vienen de familias normalizadas pero tienen problemas de conducta. Aquí son tratados por una red de psicólogos. Es el caso de la hija de María, que con 12 años se empezó a escapar de casa. Pasaba semanas sin volver, cometiendo pequeños hurtos, consumiendo drogas y causando infinidad de destrozos.
La responsable civil de todos sus actos era su madre. Cansada de las continuas denuncias a las que tenía que hacer frente económicamente, solicitó una plaza para su hija en un centro terapéutico. Es su última oportunidad para recuperar a su niña.