Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las embarazadas se despiertan varias veces durante la noche porque su cuerpo se está preparando para la lactancia

Las embarazadas se despiertan varias veces durante la noche porque su cuerpo se está preparando para la lactancia, según ha informado la doctora Carmen Oteo Domínguez durante la tercera charla de la II edición de las 'Charlas de orientación para un mejor seguimiento del embarazo y cuidado del recién nacido', organizadas por Hospital Quirónsalud Sur.
"Muchas embarazadas nos cuentan que durante el primer trimestre del embarazo sufren de una gran somnolencia, mientras que a partir del segundo es frecuente sufrir trastornos en el sentido contrario, resulta imposible 'dormir de un tirón'. Esto es absolutamente normal, despertarse varias noches en la noche durante el embarazo no es sino una manifestación de que el cuerpo de la mujer está preparándose de forma natural para la lactancia", ha explicado.
En concreto, la experta ha explicado que los primeros cambios son de tipo psicológico, en el primer trimestre la felicidad puede mezclarse con ansiedad, duda e irritabilidad; miedo a lo desconocido, a no estar a la altura, temor a tener un accidente por los abortos. En el segundo trimestre el hijo pasa de ser una esperanza a una certeza, convirtiéndose en una certeza que reacciona, mientras que en el último trimestre es el centro de los pensamientos de la pareja, ocupa su lugar en la familia.
Respecto a los cambios físicos, la experta ha informado de que todas las mujeres durante el embarazo van a experimentar una serie de cambios corporales, de los cuales algunos van a desaparecer tras el parto, sin embargo otros las van a acompañar durante el resto de su vida. Por ello, ha destacado la importancia de tomar medidas preventivas para que, en la medida de lo posible, estos cambios se minimicen.
"El embarazo no es una enfermedad, pero sí produce una serie de cambios tanto físicos como psíquicos que nos hace cambiar la perspectiva de nuestra vida diaria, aunque no por ello debe detenerse nuestra vida: podemos desplazarnos, divertirnos, hacer deporte o trabajar", ha zanjado.