Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un entierro a ritmo de gaitas

Julio Evaristo quería estar acompañado en su despedida por una banda de música y un grupo de gaitas "vestidos con atuendo típico", que debían interpretar el Himno Gallego a la llegada del féretro.
Toda la ceremonia, por gentileza del difunto. Este vecino de Palas de Rei había dejado preparado y pagado hasta el último detalle del funeral y lo había dejado por escrito ante notario.