Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los equipos de F1 acuerdan un plan para la reducción de costes

Max Mosley quiere reducir aún más los gastos. Foto: EFEtelecinco.es
El presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), el británico Max Mosley, ha enviado una carta a la asociación de equipos de Fórmula Uno (FOTA), en la que propone más medidas para reducir aun más los costes en el Campeonato del Mundo. Los pilotos han aceptado las medidad. La asociación FOTA acordó una batería de medidas para reducir los costes del Campeonato del Mundo.
La limitación de pruebas aerodinámicas se introducirá con efecto inmediato, mientras que para el año 2010 se abordará una "significativa reducción" en los costes de las cajas de cambio y los motores, de acuerdo con la petición hecha por carta por el presidente de la federación internacional (FIA), el británico Max Mosley.
A través de un comunicado, la FOTA, reunido  en Heathrow, informa de que "los equipos han detallado y firmado un acuerdo para la restricción de los ensayos aerodinámicos".
Asimismo, los equipos han acordado desarrollar unos sistemas de transmisión de bajo coste que no evolucionarán entre las temporadas 2010 y 2012, que tendrán una duración de seis carreras y que costarán 1,5 millones de euros por temporada.
La FOTA también ha confirmado su compromiso de suministrar a partir de 2010 motores a los equipos independientes con un coste de 5 millones de dólares.
En su comunicado, la FOTA señala que seguirá trabajando en otros aspectos técnicos en los que sea posible reducir el presupuesto, así como en posibles cambios en el reglamento deportivo.
En este aspecto, la asociación buscará la manera de reducir el coste de los componentes y sistemas que no aportan un sustancial incremento en el rendimiento de los coches.
La FOTA también ha mostrado su disposición a cooperar con cualquier posible comprador del equipo Honda Racing, retirado de la competición por la crisis económica mundial, así como al cambio de nombre de esta escudería.
 
JWS