Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El escándalo del Mundial

 
Lampard engancha un derechazo desde la frontal del área que pega en el larguero de la meta defendida por Neuer y entra, al menos medio metro dentro. Los ingleses lo celebran, pero el colegiado Jorge Larrionda dice que no ha sido. Caras de asombro e indignación en las gradas. Y un recuerdo en la mente de todos: el del gol fantasma de Geoff Hurst en la final del Mundial de 1966, precisamente ante los germanos. Inglaterra ganó esa Copa del Mundo. 44 años después, ha sido Alemania la que ha humillado al equipo de los tres leones. Casualidades de la vida. FOTOS: Getty/Archivo.