Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 93% de las españolas en edad reproductiva no conoce su reserva ovárica

El 93 por ciento de las mujeres en edad reproductiva nunca se ha realizado un estudio para conocer su reserva ovárica, según datos de una encuesta realizada por la Clínica Ginefiv con motivo del lanzamiento de la campaña 'Cuida tu fertilidad' y de la celebración del Mes de la Fertilidad, una iniciativa promovida por la American Fertility Association (AFA).
"Conocer la reserva ovárica es importante porque con el paso de los años tanto la cantidad como la calidad de los óvulos se ven reducidas considerablemente. Como consecuencia se produce una disminución de la capacidad reproductiva y un aumento del número de inseminaciones fallidas, abortos y malformaciones fetales", ha explicado la coordinadora de ginecología de la Clínica Ginefiv, Victoria Verdú.
Asimismo, según el trabajo, en el que han participado unas 300 españolas, el 25 por ciento de las mujeres considera que la fertilidad desciende a partir de los 40 años y el 43 por ciento cree que buscar un embarazo por encima de los 40-45 años es una edad tardía. Sin embargo, más de 36.500 embarazos anuales se producen en esta franja de edad, y más de la mitad de las parejas están encontrando dificultades para lograrlo, teniendo que recurrir a técnicas de reproducción asistida.
En este sentido, expertos han alertado de que hacia los 20 años la probabilidad de quedar embarazada en un ciclo espontáneo está en torno al 25 por ciento, y es a partir de esta edad cuando la fertilidad va disminuyendo de manera paulatina, teniendo un declive destacado a partir de los 37-38 años.
Del mismo modo, en el estudio se desprende que las mujeres descuidan principalmente el deporte y el descanso, repercutiendo en su nivel de estrés. "Se ha demostrado que el ejercicio moderado ayuda a rebajar los niveles de estrés, contribuye a controlar el peso y es beneficioso para la fertilidad. Además, una vez embarazada, se relaciona con mejores embarazos, partos más sencillos y menos dolorosos", ha recalcado la doctora. Y es que, la mayoría de las encuestadas, así como sus parejas, practican deporte menos de 2-3 veces por semana.
Además, el descanso y los trastornos del ritmo circadiano es otro de los aspectos que influye en la capacidad reproductiva y que más descuidan las mujeres. De hecho, el 58 por ciento de las encuestadas duerme menos de 8 horas diarias, mientras que los expertos recomiendan un descanso superior a ocho horas diarias cuando se busca un embarazo.
ACTIVIDADES DE LA CAMPAÑA
Por ello, y con motivo de la campaña para promover buenos hábitos y cuidados que ayuden a mejorar la salud reproductiva, Ginefiv va a realizar pruebas gratuitas a las mujeres, a través del análisis de la hormona antimülleriana (AMH), para que conozcan el estado y la cantidad de óvulos que poseen en ese momento.
"Al igual que se realizan citologías, ecografías o valoraciones mamarias, se debería incluir también esta prueba en las revisiones para que la paciente sepa sus posibilidades reproductivas y pueda tomar decisiones sobre postergar o no la maternidad. Además, así podremos detectar cualquier anomalía y sobre todo alertar en el caso de que tenga antecedentes que pueden afectar a la fertilidad", ha aseverado Verdú.
Ahora bien, prosigue, además de conocer la reserva ovárica no hay que olvidar la importancia de preservar la calidad de dichos óvulos. Para ello, la experta ha destacado la importancia de seguir una dieta equilibrada y saludable, practicar deporte y evitar el consumo de sustancias nocivas.
Así, bajo el 'hashtag' '#Cuidatufertilidad', los expertos médicos de Ginefiv ofrecerán cada día, durante el mes de junio, consejos prácticos para que la población tenga información de primera mano sobre qué hábitos mejoran la fertilidad y cuáles afectan negativamente.