Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres de cada cuatro españoles opta por plantas medicinales cuando va a la farmacia buscando un remedio para perder peso

El 72 por ciento de los españoles que acude a una oficina de farmacia en busca de una alternativa para perder peso acaba optando por algún preparado farmacéutico de plantas medicinales, según un estudio del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (Infito) con unos 2.000 participantes.
Los preparados de plantas más utilizados en la farmacia son la camilina o té verde, que ayuda a eliminar grasas y a reducir su absorción; y la alcachofa, con propiedades depurativas. Y, con respecto a hace 3 años, la encuesta muestra un mayor interés por estos compuestos, de hasta 11 puntos de diferencia.
"Las personas con sobrepeso confían cada vez más en la fitoterapia para perder los kilos extra, porque buscan preparados eficaces y seguros", ha reconocido Teresa Ortega, profesora de Farmacología de la Universidad Complutense de Madrid y vicepresidenta de INFITO.
Esta experta reconoce que las plantas medicinales que se dispensan en la farmacia han tenido que demostrar que lo son para contar con una indicación terapéutica en el sobrepeso.
Además, recuerda que la búsqueda de métodos para adelgazar se multiplica antes del verano, ya que la mitad de los encuestados realiza lo que se conoce como 'operación Bikini' buscando "bajar kilos rápidamente", ha añadido Pilar Riobó, especialista en Endocrinología y Nutrición.
Sin embargo, según reconoce esta experta, "no existen milagros para adelgazar" y por ello no se debe intentar perder más de cinco kilos en un mes. "Para bajar los kilos extra que hayamos podido coger en el invierno, hay que hacer una dieta moderadamente hipocalórica, ejercicio, hidratarse bien y puede ser útil en esa tarea tomar preparados farmacéuticos de plantas medicinales", ha destacado.
El estudio también revela que el sobrepeso aumenta con la edad. Uno de cada cinco jóvenes (18-29 años) que acude a la farmacia para adelgazar debe perder de 3 a 5 kilos, según consideran las dietistas que los analizaron. Sin embargo, a mayor edad hay que bajar más kilos, y hasta 7 de cada 10 personas mayores de 60 años tienen que reducir más de cinco kilos.
Por otra parte, ocho de cada diez encuestados ya había hecho dieta antes, muchas de ellas poco saludables. "Hacer dieta de forma continua y abandonarla conlleva sensación de fracaso. Es lo que conocemos como permarexia o síndrome de estar a régimen de forma crónica", indica esta especialista.