Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Los españoles son quienes más potentes están para el Mundial"

Franck Ribery ha roto su silencio después del escándalo que se destapó hace unos días y que le relaciona con una red de proxenetismo con menores. El francés del Bayern está centrado únicamente en su equipo, con el que jugará la final de la Champions el próximo 22 de mayo, así como en el Mundial. 'Cara cortada' espera que, a pesar de la difícil fase de clasificación, los bleus estén en condiciones de luchar por el título en Sudáfrica.
Ni la gris temporada, ni siquiera su implicación en el escándalo sexual del 'Café Zaman' ha bajado el caché de Ribery. Los clubes más grandes de Europa se lo disputan y él se deja querer. Que no seguirá en el Bayern la próxima temporada es casi un hecho. Pero nadie sabe dónde acabará. Todo apunta a España y a él se le iluminan los ojos. "Sueño con clubes como el Real Madrid o el Barcelona", ha confesado en un encuentro digital con los internautas en la web oficial de la FIFA.
Para decantarse por el Barça pesa el gran momento por el que pasa el equipo azulgrana y algunos de sus jugadores: "Leo Messi es ahora el mejor del mundo con diferencia. En cambio, con quien me gustaría jugar alguna vez es con Xavi. Es un futbolista muy bueno, que sabe conducir y organizar muy bien a su equipo, y además es muy seguro en el pase".
Del lado blanco, hay alguien que tira y mucho: Zinedine Zidane. Ribery no esconde la admiración que siente por Zizou y la ilusión por seguir sus pasos puede ser clave: "Es el mejor futbolista francés de la historia. Era excepcional y tenía además una enorme personalidad. Confiaba y hablaba mucho con sus compañeros de equipo. Cuando tenía el balón, para mí era como un mago capaz de hacer maravillas".
La Champions y el Mundial
Pero en el futuro inmediato de Ribery hay otras cosas antes que el equipo en el que jugará la próxima temporada. Lo primero es la Liga de Campeones. El Bayern jugará la final contra el Inter y el francés no podrá participar porque tiene que cumplir una sanción de tres partidos. A pesar de su ausencia, ve a su equipo capacitado para ganarla: "Somos el club más grande de Alemania y que tiene el equipo más fuerte. Creo que actualmente tenemos un contingente capaz de ganar también la Liga de Campeones".
Después de la Champions, llegará Sudáfrica. Después de clasificarse in extremis con la polémica mano de Henry ante Irlanda, Ribery espera que los bleus mejoren en la cita mundialista: "Espero que hagamos un gran Mundial. Sería muy importante para el equipo. Sobre todo será fundamental superar la fase de grupos y, por supuesto, espero que luego logremos llegar hasta la final".
"Espero que seamos nosotros quienes nos alcemos con el título. Tenemos un equipo estupendo para lograrlo", confiesa, aunque ahora mismo, reconoce que no son los favoritos: "Actualmente estimo que los ingleses y los españoles son quienes más potentes están".
JNP