Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El espíritu maternal de Salma Hayek

"El bebé estaba perfectamente saludable, pero la mamá no tenía leche. Estaba muy hambriento. Yo estaba dejando de amamantar a Valentina, pero aún tenía mucha leche, así que alimenté al bebé. Deberías haber visto sus ojos. Cuando sintió el alimento dejó de llorar de inmediato", relató Salma.
"Hay creencias de que si das el pecho a tu hijo no puedes tener una vida sexual y cosas de ese estilo, por lo que los maridos de las mujeres no quieren que den el pecho, y es un tema tabú", añadió durante la entrevista en la que defendió la leche materna como medio para fortalecer el sistema inmunológico de los bebés.
Salma Hayek, activista de UNICEF, respondió: "Se trata de que las mujeres tenemos que ayudarnos, y hay gente que precisa mucha más ayuda de la que te puedas imaginar. Hay que ayudar a los niños como podamos". La visita a Sierra Leona se enmarcaba dentro de una campaña de UNICEF para la erradicación del tétanos y la actriz aprovechó para promocionar la leche materna en África. Hayek quedó conmovida tras conocer el caso de una mujer que se había quedado sin leche para alimentar a su hijo y se mostró dispuesta a amamantarle ella misma.