Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las estrellas del Mundial

El equipo por encima de las individualidades. Esa ha sido la estrella del Mundial de Sudáfrica. Salvo honrosas excepciones como el alemán Muller, el holandés Sneijder o el uruguayo Forlán el grupo ha primado por encima de los jugadores destinados a marcar las diferencias.
 Su juego dinámico y a su olfato goleador le han convertido en el mejor joven del campeonato y máximo goleador con cinco goles.
 

 
 

 
 

                   
 
                           

                                                                        
 
                            

                                           
 
 
 
 
 
 
  Thomas Mueller es sin duda el descubrimiento del Mundial. El alemán se ha catapultado en tiempo récord hasta la cima del fútbol internacional. Hace dos años apenas era suplente en el Bayern Múnich. El joven delantero, de tan sólo 20 años, debutó con la selección absoluta en marzo de este mismo año.
Ni Messi, ni Cristiano Ronaldo, Forlan es la estrella inesperada de Sudáfrica. Alma y motor de la escuadra charrúa, el ariete es el máximo responsable del resurgir de Uruguay cuarenta años después.

Si el cuadro celeste volvió a pelear por el trono hasta semifinales se debió a las actuaciones de su rubio atacante. Cinco golazoso y una capacidad de liderazgo digna del mejor capitán.  Unos números que le sirvieron para hacerse con el Balón de Oro del Mundial
   Si Holanda disputó la final del Mundial se lo debe a Sneijder y Robben. El centrocampista fue de los pocos que recordó a sus antecesores. A sus cambios de juego y pases milimétricos añadió cinco goles para situar a la 'oranje' al mejor nivel desde los tiempos de Cruyff. El motor del equipo tuvo un complemento perfecto en punta.  
Robben llegó al Mundial por los pelos. Un desgarro en el muslo estuvo a punto de privarle de la Copa del Mundo. Holanda agradecio su regreso  y el extremo lo recompensó con diagones y goles como es costumbre desde que viste la camiseta del Bayern de Munich.
   La selección de Ghana  salvo el honor de Äfrica. Un penalti marrado en el último minuto le apartó de la semifinales de la forma más trágica.     Asamoah Gyan tuvo en sus botas superar el techo histórico del continente en un Mundial.
  Era el Mundial de África, el primero en su continente y todo el mundo esperaba mucho de sus selecciones. Pero solo Ghana estuvo a la atura. La anfitriona pasará a la historia como el primer país que acoge el Mundial y no pasa la primera fase
 Robinho es la única gota de calidad que se permitió Dunga. Bendecido por la magia y la creatividad, el extremo recordó a su mejor versión durante muchos minutos en la Copa del Mundo.  
Sin obligaciones defensivas, Robinho se sintió importante en el campo. Su paso por el Santos le sirvió para recuperar la autoestima y llegar a Sudáfrica a un gran nivel. El extremo demostró ser el único con capacidad de romper en el uno contra uno en un Brasil decepcionante.
 Llegó a Sudáfrica con el contrato de su vida bajo el brazo y debutará en el Barça como goleador del Mundial. Ocho goles ha marcado La Roja durante el Mudial y cinco llevan su firma. Honduras, Chile, Portugal y Paraguay pueden corroborarlo.
El 'Guaje' es un seguro de vida cuando se encara la portería contraria. Cada partido es una ocasión para demostrar su instinto.  Sus próximos goles con España le servirán para superar el récord de Raúl