Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio muestra que una dieta flexible permite perder peso incluso en vacaciones

Un estudio elaborado por la Asociación Método por Intercambios ha mostrado que es posible perder peso durante el verano, incluso estando de vacaciones, con una dieta flexible, sin menús cerrados y sin pasar hambre, en contra de la creencia popular.
En concreto, el 87 por ciento de los pacientes que realizaron el método por intercambios, que reúne estas características, consiguieron perder una media de 4,2 kilos, a pesar de haber tenido un periodo de descanso de 29 días de promedio sin visitar al nutricionista.
"Estos resultados muestran que incluso en vacaciones es posible perder peso de forma sana, siempre que permita elegir y enseñe a compensar las excepciones e imprevistos que pueden surgir, sobre todo en verano donde se hace más vida social o familiar y es más fácil descuidarse y cometer excesos", ha comentado la responsable de la Unidad de Obesidad del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario La Paz, de Madrid, y vicepresidenta de la Asociación Método por Intercambios, Ane Cos.
Para llevar a cabo el estudio se analizaron a 190 pacientes que iniciaron el método por intercambios en el mes de junio y que estuvieron, de promedio, casi un mes de vacaciones, sin acudir a la consulta, lo que no les impidió continuar el plan con éxito, afirma. De esa pérdida, un 95 por ciento era grasa y solo un 5 por ciento de músculo.
El método por intercambios es un sistema que permite al paciente escoger qué comer en cada momento en base a la dieta mediterránea, y en el que están incluidos todos los grupos de alimentos. "Este plan no requiere de platos especiales, ni de suplementos. Así, permite elaborar un menú propio con los alimentos que tienen alrededor y que la familia también pueda seguirlo sin causar ningún trastorno", ha explicado Cos.
Esto, prosigue, también facilita las comidas o cenas fuera de casa, "más habituales" en verano y en las que muchas veces es "difícil" controlar lo que se come. De hecho, el método se basa en la premisa de que una dieta no tiene que basarse en sacrificios ni prohibiciones, ya que las dietas difíciles de cumplir o que hacen pasar hambre no son eficaces porque favorecen el descontrol de los impulsos y la sobreingesta.
ENSEÑAR A LAS PERSONAS A SER AUTÓNOMAS
Uno de los principales objetivos de este método es enseñar a las personas a ser autónomas a la hora de gestionar su alimentación y enseñarlas a tomar decisiones sobre la misma, incluso en periodos de más descuidos como los vacacionales.
En este sentido, la responsable de la unidad de Lípidos del Policlínico San Carlos de Igualada (Barcelona) y vicepresidenta segunda de la Asociación, Joima Panisello, ha informado de que el papel del profesional sanitario será planificar la dieta de acuerdo con las necesidades y los gustos de cada paciente y realizar un seguimiento hasta lograr su involucración total.
"El objetivo final es conseguir que esas personas adquieran los hábitos correctos y no vuelvan a la consulta porque han conseguido que la dieta iniciada con el método forme parte de su vida", ha apostillado.
Finalmente, la psicóloga Miriam Magallón ha recordado que los aspectos emocionales, motivacionales y conductuales "son muy importantes" a la hora de cambiar ciertos hábitos de vida, como los alimenticios. Y es que, un motivo del fracaso de la mayoría de las dietas en verano es que se reducen los controles.
"Las personas cuando se van de vacaciones hacen más vida social, no tienen horarios, quieren desconectar y no estar pendientes de lo que comen. En el método por intercambios, la motivación juega un papel fundamental para concienciar al paciente. Y este estudio muestra que el método por intercambios logra que los pacientes tengan una motivación interna ya que sin controles externos pueden cumplir el plan de adelgazamiento sin problema", ha añadido.
Finalmente, los expertos han comentado que otro aspecto clave para perder peso de forma saludable es el ejercicio físico. Concretamente, el ejercicio por intercambios permite elegir entre diferentes actividades físicas para realizar de manera gratuita, autónoma y en cualquier lugar.