Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las casas fabricadas con contenedores de barcos, lo último para escapar de la crisis

Lo último en construcción de viviendas ha sido inventado en Francia. Una empresa francesa construye casas con contenedores de barcos como forma de alojamiento barata en tiempos de crisis. Pese al precio, este tipo de viviendas no tienen nada que envidiar a las viviendas convencionales.
Baratas, ecológicas, eficaces y rápidas. Ahí está el secreto de las nuevas viviendas económicas francesas.
Blanche Geiler, de 84 años, oficial superior de Batiloc, una empresa que hace casas modulares, ha tenido una idea brillante para combatir el descenso económico, fabricando viviendas que escapan a la burbuja inmobiliaria.
Se trata de convertir viejos contenedores de la industria marítima en viviendas económicas. Todos los contenedores son iguales, por lo que resulta barato producirlos, lo que se traduce en un precio económico de venta.
El resultado es insólito: Una verdadera vivienda con toda clase de comodidades -cocina, baño, salón-.
Además, tienen garantía de cien años y las casas se adaptan al estilo de región en que se van a construir. Otro punto a favor es que estas construcciones resultan ecológicas porque los contenedores utilizados son lo que ya no se utilizan en los puertos. IM