Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La facturación de libros aumentó un 3% en 2015

La facturación de los libros aumentó en torno a un tres por ciento en 2015, según las estimaciones de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) a las que ha tenido acceso Europa Press, previas al análisis definitivo que presentará a finales de este semestre.
Según ha avanzado el director ejecutivo del FGEE, Antonio María Ávila, con motivo de la inauguración este viernes 27 de mayo de la Feria del Libro de Madrid, el aumento en la facturación el pasado año ha sido superior al 0,6 por ciento de incremento registrado en 2014.
Sin embargo, ha matizado que las pérdidas que ha ocasionado la crisis no se han recuperado: del 40 por ciento de las pérdidas del mercado, solo se ha reducido en torno al 20 por ciento. "Se ha recortado bastante, pero no hemos recuperado las cifras previas", ha dicho.
Asimismo ha manifestado cierta "tristeza" puesto que la recuperación no ha afectado igual a todos los sectores y ha indicado que la librería, "que sigue siendo el principal y primer canal de venta, sigue pasándolo mal y sus pérdidas han sido mayores".
En cuanto a al Plan Fomento Lectura, el director ejecutivo del FGEE ha celebrado que haya tenido "buena aceptación" en los "programas de los diversos partidos políticos", que han recogido "casi todo lo relacionado con la promoción pura de la lectura y la biblioteca", pero ha lamentado que todavía no haya "efectos en los presupuestos" y considera que es necesario "ejecutarlo bien".
En este sentido, ha señalado que "si de verdad funcionara" y se empezaran a dar "asignaciones presupuestarias" al sistema bibliotecario, se podría "superar la crisis", puesto que las bibliotecas han estado "primero reducidas y luego congeladas". Una mejora en este campo, sumado a la "reducción de los niveles de piratería", supondría una "mejora sustancial".
"El 80 por ciento de las personas que acuden a las bibliotecas quieren ver las novedades, que es justo lo que no tienen", ha agregado.
PIRATERÍA: "INHIBICIÓN DE LA COMPRA"
Respecto a la piratería, Ávila ha lamentado el aumento de esta actividad ilegal en el mundo del libro, el sector en el que más ha aumentado en los últimos años, tal y como ha destacado.
En concreto, en 2015 se contabilizaron 390 millones de accesos ilegales a libros en Internet, con un valor de mercado de 3.131 millones de euros. Más del 45 por ciento de los accesos se materializó en contenidos con menos de un año de antigüedad, tres puntos más que en 2014.
A pesar de la entrada en vigor en enero de 2015 de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, así como de la Ley de Enjuiciamiento Civil y del Código Penal, y de las posibles mejoras, cree que la ausencia de sanciones administrativas provoca la falta de credibilidad de esta ley y subraya que "el problema de piratería no es el dinero que se deje de perder, sino la modificación de los hábitos y la inhibición de la compra". "Sin piratería es posible que la facturación fuera el doble de lo que es en estos momentos", ha señalado.
Por otro lado, ha destacado que, si bien se percibe cierto aumento en la facturación del libro digital y que ha sido el sector que más ha crecido, el incremento se ha reflejado especialmente en el libro profesional, que ha aumentado como consecuencia de la mejora económica.