Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Las fantasías de Tiger no eran normales"

Que Tiger Woods se encuentre recluido supuestamente en una clínica de Mississippi para tratar su adicción al sexo no es impedimento para que todas sus presuntas amantes sigan paseándose por las revistas y los platós de todo Estados Unidos para contar detalles de su relación con el golfista. La última ha sido Loredana Jolie, que afirma que las condiciones de Tiger en la cama eran de otro mundo.
"Teníamos sexo desde las nueve de la noche hasta la mañana siguiente", asegura Loredana, que también cree que por mucho que el golfista se interne en una clínica, no conseguirá curar su adicción al sexo.
Jolie, que comenzó asegurando que nunca había estado con Woods, pide ahora un millón de dólares por contar sus orgías en un libro.
Asegura su representante que el golfista no es el único que ha pasado por su cama: "Hay muchos clientes, celebridades, actores y hombres de negocios de Nueva York, de California y de todo el mundo".
"Las fantasías sexuales de Tiger no eran normales", afirma. "Le gustaba jugar a mandar, con un traje, mientras había chicas con chicas y chicos con chicos. Tenía chicas diferentes todo el tiempo, le gustaban los fetiches y los juegos, pero él sólo miraba".
Jolie conoció a Woods mientras trabajaba para Michelle Braun. La famosa madame de Hollywood asegura que se gastó todos los fines de semana, durante dos años hasta 2008, 10.000 libras con Loredana.
JNP