Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unas 5.000 personas dan un último adiós a Peret en Barcelona

Unas 5.000 personas entre familiares, amigos, artistas y ciudadanos han visitado durante toda la jornada de este jueves la capilla ardiente con el féretro de Peret, situada en el Saló de Cent del consistorio barcelonés por expreso deseo de la familia, según han informado fuentes del Ayuntamiento.

 La capilla ardiente ha abierto a las 10.00 horas para sus familiares --quienes han pedido unos minutos para velar el cuerpo con calma--, y a las 11 ha podido acceder el público general, siendo los primeros visitantes el presidente de la Generalitat, Artur Mas; el conseller de Cultura, Ferran Mascarell; el teniente de alcalde de Cultura y alcalde accidental, Jaume Ciurana, y el alcalde de Mataró, Joan Mora, y por la tarde también ha acudido el alcalde de Barcelona, Xavier Trias.
Durante la jornada, un goteo de ciudadanos anónimos ha despedido al artista, intercalándose con rostros conocidos como los de su amigo Dyango, las también cantantes Lucrecia y Marina Rossell, el presentador Justo Molinero, Joan Garriga --La Troba Kung Fú-- y el periodista Àngel Casas, entre otros.
A los pies de sus restos mortales, dos guitarras: una con la que actuaba en todos los directos y que "ha levantado el imperio Peret" --una 'Ramírez' del 76, ha explicado el amigo y representante legal del cantante los últimos 28 años, Toni Garcia.
Sepultura en Mataró
El cuerpo del artista será enterrado este viernes al mediodía en el cementerio de Mataró (Barcelona), su localidad natal, en una ceremonia íntima para sus allegados done todos juntos cantarán 'Porque yo me iré' y 'El muerto vivo', según pidió en vida el artista a sus familiares.
Otra de las peticiones de Peret a sus seres queridos fue que pasaran los momentos de su muerte "dentro de lo posible, con mucha alegría", como una fiesta, según ha comentado su nieto Daniel Salvat Pubill.
Además de un extenso legado y del alumbramiento de la rumba catalana, Peret dejó en proyecto un disco en catalán con diez canciones ya grabadas que sus representantes tratarán ahora de sacar a la luz.
Con sorpresas --con dos o tres temas muy significativos de Cataluña--, el disco ya cuenta con la voz y guitarra de Peret, y será un popurri de diferentes temas: canciones nuevas, clásicas e incluso extranjeras.
Además de artista, Peret fue pastor envagelista y "siempre predicaba que Dios era amor y era el amor con todo lo que comulgaba", ha explicado su nieto.
Peret enseñó a toda su familia que "el amor alarga la vida", y que es necesario saber perdonar y querer a la gente, lo que al final le reportó una vida muy intensa y feliz.