Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fin del mundo podría llegar en el año 2036

Simulación del choque de un asteroide contra la Tierratelecinco.es
Un niño de trece años ha puesto en jaque a la NASA con sus predicciones. Según los cálculos de Nico Marquardt, un adolescente alemán, hay dos posibilidades entre mil de que el 13 de abril de 2036 llegue el fin del mundo. De esta manera, el pequeño investigador pone en duda las presvisiones de la NASA respecto a la trayectoria del asteroide 'Apophis', que dentro de 28 años se calcula que pasará cerca de la Tierra.
Según informa la prensa alemana Nico Marquardt ha trasladado sus cálculos a la NASA; que los ha dado por buenos. Pero la Agencia Espacial Estadounidense ha negado el contacto con el adolescente y asegura que mantiene sus cálculos de riesgo de impacto de 'Apophis' con la Tierra en 1 de 45.000.
 
Marquardt ha observado y fotografiado el asteroide 'Apophis' con el telescopio del Instituto de Astrofísica de Postdam y ha podido calcular la trayectoria que sigue este asteroide descubierto en 2004. Con un diámetro que oscila entre los 270 y los 415 metros y una masa de 200 mil millones de toneladas, 'Apophis' sigue una órbita elíptica alrededor del Sol y, al menos en dos ocasiones, pasará muy cerca de la Tierra, a una distancia menor que la que existe entre nuestro planeta y la luna (384.000 kilómetros).
 
En 2029, el asteroide pasar lo suficientemente cerca de la Tierra como para chocar con uno de los 35.880 satélites artificiales que el hombre ha puesto en el espacio. Según Marquard, esto modificaría la dirección de Adophis. Así, en abril de 2036 podría chocar contra la Tierra, con una probabilidad que la NASA había calculado como dos entre 100.000.
 
Marquardt cuestiona a la agencia estadounidense y establece que la posibilidad de que el asteroide choque contra nuestro planeta es de dos entre 1.000. "En el choque contra la Tierra se liberaría una energía de 65 bombas nucleares como la que destruyó Hiroshima en 1945. Morirían millones de personas y una nube de polvo cubriría el cielo durante años", acabando con todo tipo de vida, señala el adolescente alemán. Además, "un gigantesco tsunami sugido en el oceáno atlántico inundaría parte de la Tierra", añade. BQM