Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una fundación internacional financia cuatro proyectos de investigación del CIMA sobre cáncer

La Worldwide Cancer Research ha concedido 715.000 euros a estudios novedosos sobre linfoma, melanoma, cáncer de pulmón y cáncer de mama
La Worldwide Cancer Research (WCR) ha concedido 715.000 euros a cuatro proyectos del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra sobre linfoma, melanoma, cáncer de pulmón y cáncer de mama.
La WCR es una fundación internacional que financia trabajos novedosos de investigación contra el cáncer. Se trata de una de las instituciones privadas europeas más prestigiosas, que financia proyectos que tengan especial interés en el desarrollando estrategias eficaces en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, ha destacado el CIMA en un comunicado. En su última convocatoria ha concedido un 6,1% de las 600 solicitudes presentadas.
En concreto, ha informado el CIMA, uno de los trabajos seleccionados estudia un tipo de linfoma, denominado linfoma de la zona marginal. "Hemos descubierto una proteína (NKX2-3) que participa selectivamente en el desarrollo de este tipo de linfoma, pero no en otros tumores hematológicos. El estudio de los mecanismos implicados en la causa y desarrollo del tumor nos ayudará a diseñar una nueva estrategia terapéutica efectiva para los pacientes con este linfoma", ha explicado explica el doctor José Ángel Martínez Climent, coordinador del proyecto.
Otro proyecto del CIMA se centra en la aplicación de inmunoterapia para pacientes con melanoma. "Existe un tratamiento aprobado por la agencia reguladora estadounidense (FDA), que es efectivo solo en un reducido número de pacientes. Además no existen marcadores que predigan qué pacientes responderán mejor al tratamiento. El estudio que realizamos en el laboratorio del CIMA en un modelo preclínico es combinar el fármaco existente con otras terapias para favorecer la respuesta inmune en el tumor específicamente y mejorar su eficacia", ha detallado Fernando Pastor, responsable del proyecto.
Según ha indicado, "esta alternativa estaría indicada tanto a pacientes con enfermedad avanzada como a aquellos que muestran resistencia a los tratamientos de quimioterapia convencional".
Además, la WCR ha seleccionado un proyecto dirigido a identificar nuevas estrategias terapéuticas para el cáncer de pulmón de mayor incidencia, el carcinoma no microcítico de pulmón (CNMP). Según el doctor Silvestre Vicent, coordinador del estudio, "KRAS es el oncogén más mutado en el CNMP, por lo que representa una diana ideal para frenar el desarrollo de este tipo de tumores".
"Sin embargo, los esfuerzos para desarrollar inhibidores terapéuticos frente a KRAS han fracasado durante más de 30 años. Los microARNs son ARN no codificantes que pueden regular la expresión de genes clave en las células normales y cancerosas. Estudios previos de nuestro grupo sugieren que algunos microARNs juegan un papel relevante en las células de CNMP como efectores de la actividad de KRAS oncogénico. El objetivo de este proyecto es desarrollar nuevas estrategias terapéuticas dirigidas a inhibir los microARNs pro-oncogénicos para bloquear la acción de KRAS en pacientes con este tipo de cáncer", ha relatado.
Por último, la fundación internacional financia un estudio del CIMA centrado en el desarrollo de herramientas inmunológicas para mejorar el tratamiento del cáncer de mama combinando terapia convencional con inmunoterapia.
"El estudio se encamina a incrementar los efectos beneficiosos del tratamiento con anticuerpos anti-HER2, un receptor sobreexpresado en un 15-20% de pacientes con cáncer de mama. Vamos a analizar la idoneidad de varios compuestos biológicos en cultivos celulares y en modelos animales preclínicos de cáncer de mama, que podrían orientar la aplicación de la terapia combinada más idónea para cada paciente", ha explicado el doctor Ignacio Melero, responsable del proyecto.