Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una gallina muere tras poner un huevo gigante

Cuando Chris Schauerman entró en su gallinero encontró a Roberta moribunda. Su pobre gallina había puesto un huevo gigante que provocó su muerte poco después. El granjero se despidió de su ave, pero llamó corriendo a la cadena ABC que divulgó la historia del huevo XXL.
"Vi a la gallina, me acerqué y la tomé con las manos. Intentó levantar su cabeza, pero no resistió y murió", ha contado el hombre.
Schauerman, además explicó que "estaba muy excitado" cuando vio el tamaño desmesurado de la postura y al mismo tiempo "triste, porque sabía que la gallina murió en "su último esfuerzo por sacarlo".
El huevo extragrande pesó 138 gramos, o sea dos veces y medio el peso de uno común, que ronda entre los 50 y 60 gramos. El sacrificio de Roberta se convertirá en una tortilla gigante.