Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un hombre reclama un riñón a su mujer

Richard Batista, que trabaja en el centro médico de la Universidad de Nassau en Long Island, asegura que su petición se debe a la conducta de su esposa, a quien acusa de haberle engañado con un fisioterapeuta y de no permitirle ver desde hace ocho meses a sus tres hijas fruto de su relación de 14, 11 y 8 años.
"Este es mi último recurso" ha dicho Batista a medios de comunicación, quien donó ese órgano a su esposa Downell, que ejerce de enfermera.
"Mi primera prioridad fue salvar su vida y lo segundo rescatar nuestro matrimonio", ha asegurado Batista, de 49 años, quien agrega que "no hay un dolor más profundo que ser traicionado por la persona a quien has dedicado tu vida".
Tras dos trasplantes fallidos, finalmente Batista, quien se encargaba de cuidar a su esposa, donó su riñón después de que las pruebas médicas confirmaron su compatibilidad.
Así, el matrimonio sobrevivió otros cuatro años hasta que su esposa presentó la demanda de divorcio en julio de 2005.     LA