Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El grupo hotelero Sol Meliá reduce el beneficio el 68,4% por el parón del consumo

Sol Meliá obtuvo un beneficio neto de 51,2 millones de euros en 2008, un 68,4 por ciento menos que el año pasado, debido al parón del consumo británico y español, así como a la reducción de la capacidad aérea, informó el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Los ingresos de la compañía hotelera se elevaron a 1.279 millones, un 5,3 por ciento menos que en el ejercicio anterior y el EBITDA (resultado bruto de explotación) descendió un 26,5 por ciento, hasta los 256,7 millones de euros, al igual que el revpar (ingreso por habitación disponible), que también bajó un 3,2 por ciento.
El resultado de 2008 contrasta con los beneficios récord del 2007, debido a que la crisis económica se intensificó en el último trimestre del año, además de por el parón del consumo, por la depreciación de la libra esterlina y del dólar, así como por el descenso de ingresos por rotación de activos.
Sol Meliá prevé un difícil primer semestre de 2009, sobre todo en el segmento de negocios, por las políticas de ahorro realizadas, así como por una caída en el turismo hacia los dos archipiélagos españoles, afectados por el descenso en el mercado británico.
La compañía espera un alivio en el segundo semestre con el descenso de los tipos de interés, la depreciación del euro y la estabilidad en los precios del petróleo.
La pérdida de beneficios se vio reforzada por la práctica ausencia de ingresos procedentes de la rotación de activos, ya que se contabilizaron 3,8 millones de euros derivados de la venta del hotel Tryp Los Bracos en el cuarto trimestre del año, frente a los 43,1 millones registrados en el conjunto de 2007.
Sol Meliá informó también del desarrollo de un Programa de Eficiencia de Costes, que incluye una adaptación de sus unidades de negocio y oficinas centrales, con el que espera ahorrar hasta 35,6 millones de euros a lo largo del próximo ejercicio.
En cuanto a la inversión prevista para 2009, quedará por debajo de los 100 millones de euros, sobre todo para el mantenimiento de los productos y marcas de la hotelera.
La compañía agrega que ha decidido ralentizar el ritmo de algunos proyectos que ya están en marcha y que implican un destacado nivel de inversión, como son la fase inicial del complejo hotelero de 280 habitaciones en Salvador de Bahía (Brasil) y el proyecto de un resort Meliá y un resort Paradisus en Playa del Carmen (México), ambos complementados con unidades de Sol Meliá Vacation Club.