Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El coste del gas importado por España acumulaba en abril un incremento del 96% con respecto a 2009

Argelia alcanza en mayo un peso del 61,5% sobre la matriz de suministros
El coste de aprovisionamiento del gas natural en frontera española ascendió en abril de este año a 27,45 euros por megavatio hora (MWh) y acumula un incremento del 96% con respecto a los 14,03 euros por MWh de mediados de 2009, según datos de la Agencia Tributaria recogidos en un informe sectorial de la Comisión Nacional de la Energia (CNE).
Las gráficas incluidas en el informe muestran que la compra de este combustible en frontera había registrado precios inferiores a 12 euros por MWh hasta comienzos de 2005, momento en el que iniciaron una progresiva escalada hasta superar a mediados de 2008 los 29 euros por MWh.
En ese momento, como ocurrió con el petróleo, se produjo una brusca caída en los precios del gas recogidos por la Agencia Tributaria, hasta 14 euros por MWh. Sin embargo, no tardaron en recuperarse y en rondar el año pasado los 29 euros.
El aumento de los costes de aprovisionamiento se produce a pesar de que en abril la demanda fuese un 7% inferior a la del mismo mes del año anterior y de que, en el conjunto del año, acumulase descensos del 9,8%.
Los movimientos en el mercado internacional de gas, condicionados entre otros aspectos por la mayor demanda de Japón desde el accidente de Fukushima, contribuyen a que en los últimos meses se haya producido un descenso en las importaciones por barco de gas natural licuado (GNL) y un incremento de las procedentes de los dos gasoductos argelinos.
El tubo de Tarifa elevó en abril un 27% las importaciones en apenas un mes, lo que, sumado a la mayor actividad de Medgaz, hace que las importaciones en conjunto desde Argelia a través de gasoducto sumen un total de 14.694 gigavatios hora (GWh), un 88% superiores a las del mismo mes del año anterior.
De esta forma, Argelia sigue incrementando su peso en la matriz de abastecimientos y supera ampliamente en los primeros meses del año el tope legal del 50% de abastecimiento desde un solo país. El máximo permitido por ley se aplica en principio a partir del porcentaje registrado en el conjunto de un año.
Solo en mayo, el gas argelino equivalió al 61,5%, lo que situó la media de los cinco primeros meses en el 55,5%. Tras este país, figuran Nigeria (10,3%), Catar (9,9%), Noruega (8,5%) y Trinidad y Tobago (8,4%).