Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La insuficiencia cardiaca es la causa más frecuente de hospitalizaciones en personas mayores de 65 años

La insuficiencia cardiaca (IC) es la causa más frecuente de ingreso hospitalario en personas mayores de 65 años, lo que evidencia que esta patología está estrechamente relacionada con el envejecimiento, tal como se ha manifestado en la XVIII Reunión de Insuficiencia Cardiaca y Fibrilación Auricular organizada por la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), que se celebra en Córdoba.
"Existen dos perfiles principales de pacientes con IC, por un lado, mujeres ancianas con pluripatología y descompensaciones habituales con antecedentes de hipertensión arterial (60% de los casos); y por otro, varones de menor edad con antecedentes de cardiopatía isquémica (40%)", ha explicado el coordinador del Grupo de Insuficiencia Cardiaca y Fibrilación Auricular (FA) de la SEMI, el doctor Luis Manzano.
En cuanto a las causas de insuficiencia cardiaca son varias, destacando el padecimiento de cardiopatía isquémica (CI), hipertensión arterial (HTA) o diebetes. "Los factores de riesgo que se asocian a la IC son las causantes de producir estas enfermedades: fumar e hipercolesterolemia en el caso de la cardiopatía isquémica; malos hábitos alimenticios o estrés en hipertensión arterial; y el sedentarismo y consumo de azúcares por la diabetes", ha afirmado el doctor. "La prevención de la insuficiencia cardiaca, por tanto, se puede abordar actuando sobre estos factores de riesgo, además de identificar y tratar adecuadamente las patologías que provocan", ha añadido.
En la reunión también se ha expresado que entre estos pacientes con IC, un 75 por ciento presenta comorbilidades, siendo paradigma del paciente crónico con múltiples agudizaciones, que requieren ingresos hospitalarios y suponen un importante gasto sanitario (representa al menos el 2,6%).
"Esto plantea la demanda de programas asistenciales concretos, como el caso de las Unidades de Manejo Integral de Pacientes con Insuficiencia Cardiaca (UMIPIC), que apuesten por una gestión eficiente de recursos, tanto materiales como humanos, un tratamiento integral adaptado a las necesidades de cada paciente y un 'continuum' asistencial, para mejorar su calidad de vida y evitar reingresos y visitas a urgencias", ha incidido el responsable local de la organización de la reunión, el doctor Manuel Montero.
Además, el médico ha informado que "estos pacientes requieren de cuidados paliativos en caso de que la enfermedad esté avanzada. Prácticamente con las mismas opciones terapéuticas que se emplean en oncología: el control de síntomas y del sufrimiento. La dificultad en este caso está en identificar al paciente con insuficiencia cardiaca susceptible de cuidados paliativos y en definir el criterio de terminalidad".
FIBRILACIÓN AURICULAR
La fibrilación auricular es el tipo de arritmia más frecuente y se caracteriza por los latidos descoordinados que dan lugar a un ritmo cardiaco rápido e irregular. Esta patología está relacionada y coexiste, en muchos casos, con la insuficiencia cardiaca, ya que a medida que esta avanza aumenta también la prevalencia de esta arritmia.
"En la actualidad, existen diversas técnicas quirúrgicas para tratar la fibrilación auricular. En todas ellas es muy importante la valoración del riesgo perioperatorio en estos pacientes. Hay que tener en cuenta el control de la frecuencia cardica y el manejo de la anticoagulación antes, durante y después de la cirugía", ha señalado el doctor Manzano.
Los tratamientos para esta enfermedad también han evolucionado. "Destaca la opción terapéutica que emplea hierro intravenoso. Ha demostrado su utilidad en pacientes con o sin anemia y déficit de hierro, mejorando la calidad de vida y morbilidad de los pacientes, evitando reingresos y disminuyendo su mortalidad", ha comentado el experto.
REUNIÓN DEL GRUPO DE IC Y FA
La XVIII Reunión de Insuficiencia Cardiaca y Fibrilación Auricular de la SEMI, ha recibido la presencia de cerca de 350 internistas. En ella se tratan las novedades más importantes relacionadas con los avances terapéuticos y fisiopatológicos en la insuficiencia cardiaca, además del uso actual de los anticoagulantes directos en la fibrilación auricular, entre otras cuestiones.
Entre las mesas, charlas y talleres que tienen lugar durante su celebración, destaca el debate 'Fortaleciendo alianzas. Visión Multidisciplinaria de la IC'. "Se trata de un tema muy importante ya que está demostrado que, una atención llevada a cabo por un equipo multidisciplinar, con cardiólogos, internistas, médicos de atención primaria y enfermeras, disminuye la mortalidad, reduce los reingresos y mejora la calidad de vida de los pacientes con IC", ha indicado el doctor Montero.
Durante la reunión también se han puesto de manifiesto los proyectos del Grupo de Insuficiencia Cardiaca y Fibrilación Auricular de la SEMI, siendo los principales el registro RICA de insuficiencia cardiaca y fibrilación auricular, que cuenta con más de 4.500 pacientes; el programa UMIPIC, de manejo integral de pacientes con IC en el que participan 23 hospitales repartidos por el territorio nacional y más de 1.200 pacientes; y el ensayo clínico CLOROTIC, que trata sobre el uso de los diuréticos y su resistencia en la insuficiencia cardiaca.