Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La intención de Elton John de adoptar a un niño ucraniano desata la polémica

El cantante británico Elton John está dispuesto a unirse al club de celebridades que optan por la adopción internacional, una decisión que ha desatado la ira de los expertos, que alertan de que este tipo de adopciones sólo consiguen aumentar el número de niños abandonados.
Siguiendo los pasos de Madonna o Angelina Jolie, entre otros famosos, el veterano compositor, cantante y pianista británico quiere adoptar a un bebé de 14 meses llamado Lev, del que se quedó prendado la semana pasada durante su visita a un orfanato para niños portadores de SIDA en la ciudad ucraniana de Makéyevka, informa hoy la prensa británica.
Sin embargo, para hacer efectiva esa adopción el artista deberá enfrentarse primero a varios obstáculos legales, ya que la ley ucraniana no permite a las parejas homosexuales adoptar niños y , además, obliga a que el futuro padre en cuestión no tenga 45 años más que el niño.
Y es que ni Elton John, de 62 años, ni su pareja, David Furnish, de 47, cumplen estos dos requisitos, un contratiempo que, sin embargo, no ha hecho al cantante de "Sacrifice" perder la esperanza.
"Hasta ahora siempre he pensado que por mi profesión no podría hacerme cargo de un niño porque no sería justo para él, pero este pequeño me ha robado el corazón. David siempre ha querido adoptar y ahora yo he cambiado de opinión. No sé cómo lo haremos, pero sería maravilloso poder formar un hogar con él", ha indicado el compositor.
Según los expertos, el único modo de que el cantante lo consiga pasa por obtener un permiso especial del Gobierno ucraniano, lo que ha vuelto a suscitar la polémica acerca de los privilegios de que disponen los famosos en este sentido, como ya ocurriera hace unos meses cuando Madonna sorteó la ley para adoptar por segunda vez en Malawi.
Además, la ONG EveryChild ha advertido de que estas "adopciones de famosos" provocan un efecto llamada, ya que muchos padres en apuros llevan a sus hijos a los orfanatos "esperando que llegue una celebridad dispuesta a darles una mejor vida".
En este sentido, la consejera delegada de la organización, Anna Feuchtwang, ha indicado que "agradece el apoyo de las estrellas a la causa", pero ha aseverado que la adopción internacional "no es la solución para el creciente abandono infantil en países como Ucrania".