Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACH advierte de que los campos de refugiados en Turquía "no son la solución"

Acción Contra el Hambre (ACH) ha alertado de que los campos de refugiados en Turquía que se crearán a raíz del acuerdo alcanzado con la UE "no son la solución" porque "nada va a contener la desesperación humana" tras cinco años de guerra en Siria en los que "las necesidades se han duplicado pero la ayuda ha disminuido un 14 por ciento".
"La reciente decisión de los líderes europeos de contener a los refugiados en Turquía no podrá detener el drama humano", ha afirmado la ONG en un comunicado. "Es obviar que nada va a contener a la desesperación humana si no decidimos ayudarles en lugar de pararles", ha dicho su director general, Olivier Longué.
Longué ha sostenido que este acuerdo entre Bruselas y Ankara es además "un desprecio" a "los valores de solidaridad que han fundado Europa y al Derecho Internacional Humanitario". "Es crear agujeros negros para los Derechos Humanos", ha subrayado.
ACH ha recordado que, "aunque la llegada de refugiados a Europa se ha producido solo en el último año, casi cinco millones de personas han buscado refugio desde 2011 en los países vecinos". "Líbano es hoy el país del mundo con mayor número de refugiados per cápita (...) Es como si toda la población de Portugal hubiese venido a vivir a España", ha ilustrado desde Damasco el responsable para Oriente Próximo, Jean Raphaël Poitou.
A los casi cinco millones de refugiados se suman los 13,5 millones de personas con necesidades humanitarias dentro de Siria. "No podemos olvidar que hay 6,5 millones de desplazados (internos). Nos preocupan especialmente los 4,5 millones a los que no podemos acceder y los 400.000 que están directamente bajo sitio, cifras que se han duplicado en el último año", ha apuntado Poitou. "No hay nada que apunte a que esta tendencia pueda revertirse a corto plazo", ha lamentado.
El responsable para Oriente Próximo ha recalcado que "cinco años es demasiado tiempo para una situación de emergencia de esta envergadura", especialmente cuando "la ayuda internacional no ha hecho más que reducirse en los últimos años".
"En los últimos tres años las necesidades se han duplicado pero la ayuda ha disminuido un 14 por ciento", ha apuntado la ONG. Así, "en 2013 la ayuda de la comunidad internacional fue un 30 por ciento menor a la del llamamiento realizado por Naciones Unidas" y "en 2015 esa brecha ascendió al 44 por ciento".
La ayuda solicitada en 2016 para atender la crisis siria es de 7.700 millones de dólares y por ahora solo se ha cubierto un tres por ciento. "En 2015 se cubrió el 56 por ciento", ha indicado la organización humanitaria.
En este contexto, ACH ha hecho un llamamiento "para que se responda de una forma sólida a las necesidades humanitarias básicas en materia de alimentación, agua, saneamiento, refugio y apoyo psicológico".