Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACNUR asegura que la ayuda humanitaria llega de manera ininterrumpida a Irak

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha informado de que la ayuda humanitaria está llegando a Irak de manera ininterrumpida desde el pasado miércoles, día en el que llegó el primer vuelo con material humanitario.
El jueves, un segundo Boeing 747 entregó más tiendas de campaña en Erbil. Los vuelos continuarán llegando a lo largo del día de hoy y mañana. También llegaron más tiendas de campaña, colchones, sillas de ruedas, enseres domésticos básicos y ventiladores recargables.
Esta ayuda se está utilizando para mejorar la situación de hacinamiento en el campamento de Newroz donde se calcula que actualmente hay unas 6.000 personas refugiadas. El movimiento de entrada y salida del campamento se ha estabilizado en los últimos días. Además, otros 3.000 yazidíes han sido acogidos en ciudades y pueblos cercanos.
Además, ACNUR cargó otros 16 contenedores de ayuda que contenían utensilios de cocina, mantas y bidones, en un barco que debe llegar a Bandar Abbas, en Irán, el próximo sábado. Desde allí, el material se cargará en camiones que partirán hacia Erbil.
La operación masiva de ACNUR tiene el objetivo de enviar 2.410 toneladas de ayuda por aire, tierra y mar en unos 10 días para alcanzar a más de 500.000 personas desplazadas en el interior de Irak.
En el noreste de Siria, donde miles de refugiados, principalmente yazidíes, se encuentran refugiados desde principios de agosto, el puente aéreo con material humanitario entre Damasco a Al Qamishly se está desarrollando sin contratiempos.
LA VIVIENDA EN IRAK
En Irak la vivienda es una de las máximas prioridades para los desplazados, ya que las condiciones en las que se encuentran las infraestructuras en el país no son adecuadas. La región del Kurdistán en Irak actualmente acoge a cerca de 700.000 iraquíes desplazados.
Según ACNUR, se ha estimado que cientos de miles de personas viven en edificios todavía en proceso de construcción, mezquitas, iglesias, parques y escuelas. Las autoridades han estimado que la mitad de las 5.746 escuelas de la región del Kurdistán están dando cobijo actualmente a desplazados o militares.
Actualmente hay dos campamentos de tiendas de campaña en Dohuk y en Erbil, que se encuentran abiertos y ya acogen a más de 29.000 personas. Se prevé que otros tres campamentos se abran próximamente, elevando la capacidad hasta unas 85.000 personas.
SIN DOCUMENTACIÓN
Muchas de las familias que han tenido que huir con lo puesto, han dejado atrás sus viviendas y, en ellas, su documentación lo que dificulta su registro e impide que puedan recibir asistencia económica.
Además, la mayoría de los indocumentados han experimentado serios problemas para obtener duplicados en otras ciudades, ya que, por ejemplo, en Erbil no se pueden obtener duplicados de documentos expedidos en Mosul. ACNUR provee apoyo jurídico a todos aquellos que se encuentran en esta situación y les ayuda a regresar a por su documentación.
ACNUR también manifiesta la necesidad urgente de reforzar los servicios psicológicos para las personas desplazadas, muchas de las cuales se encuentran profundamente traumatizadas debido al carácter repentino de propia huida, la muerte de seres queridos, la separación de las familias.
La organización también destaca en su comunicado la situación de la mujer, que sufre secuestros por parte de grupos armados. Algunas incluso han sido obligadas a convertirse al Islam al tiempo que otras son objeto de trata por parte de grupos armados, tanto dentro como fuera de Irak.