Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACNUR dice que en el atentado de Kandahar han muerto tres de sus empleados

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha informado de que tres de sus trabajadores han muerto y otros dos han resultado heridos en el atentado perpetrado este lunes por varios terroristas suicidas y otros hombres armados junto a la sede de este organismo en la ciudad de Kandahar, en el sur de Afganistán.
Previamente, el Ministerio del Interior afgano había dicho que en el ataque habían muerto tres afganos, entre ellos un policía, y que otras dos personas, entre ellas otro agente, habían resultado heridas.
El Alto Comisionado, António Guterres, ha afirmado en un comunicado que "esto es una tragedia para ACNUR y para las familias de los fallecidos y los heridos", todos de nacionalidad afgana. "También pone de relieve los grandes riesgos que corren los trabajadores humanitarios en Afganistán", ha añadido Guterres, que ha dicho estar "profundamente triste".
ACNUR ha recordado que trabaja en Afganistán desde los años 80 y que, durante ese periodo, ha "facilitado el regreso de millones de refugiados y asistido a otras personas que han tenido que desplazarse" dentro del país.
"Estamos intentando enterarnos mejor de las circunstancias del ataque de hoy, pero el hecho es que hay personas que trabajan para nosotros que han muerto o resultado heridas y que el funcionamiento de nuestra oficina de Kandahar se ha visto gravemente afectado", ha explicado.