Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACNUR denuncia que Estado Islámico usa a civiles como "escudos humanos" en Faluya

Unas 3.700 personas han escapado de la ciudad desde que las fuerzas iraquíes lanzaron el asalto
El grupo terrorista Estado Islámico estaría usando a civiles como escudos humanos en Faluya, la localidad al norte de Bagdad contra la que las fuerzas iraquíes han lanzado el asalto para recuperar suy control, según la información recibida por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).
La agencia de la ONU ha recibido "informaciones de víctimas entre los civiles en el centro de la ciudad, debido a los intensos disparos de artillería, incluidos siete miembros de una misma familia el 28 de mayo", ha explicado su portavoz, William Spindler, en Ginebra.
"También hay informaciones de que varios cientos de familias están siendo usadas como escudos humanos por Estado Islámico en el centro de Faluya", ha denunciado.
Según los datos ofrecidos por el Gobierno iraquí, unas 3.700 han huido de Faluya desde que las fuerzas gubernamentales anunciaron el inicio de la operación para recuperar la ciudad el pasado 23 de mayo, si bien el asalto final comenzó este lunes. Unas 1.300 de estas personas, según el portavoz, están en el campamento Al Iraq, en el distrito de Ameriyat al Faluya, donde trabaja ACNUR.
"Otras están diseminadas en uno de los varios campamentos gestionados por el Gobierno en el distrito o con familiares", ha precisado Spindler, aclarando que las fuerzas iraquíes están ayudando en el transporte de los que huyen de Faluya, bajo control de Estado Islámico desde principios de 2014.
El portavoz ha indicado que según la información con que cuenta ACNUR "unos 500 hombres y niños mayores de 12 años están retenidos para comprobaciones de seguridad, que podrían llevar entre cinco y siete días" y que serán puestos en libertad una vez concluya el proceso para comprobar sus antecedentes.