Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACNUR denuncia que al menos 35.000 personas han huído de las montañas de Sinjar en las últimas 72 horas

Entre 20.000 y 30.000 personas más permanecen atrapadas en la zona
El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha informado este martes de que hasta 35.000 personas han huído en las últimas 72 horas de las montañas de Sinjar, en el norte de Irak, donde entre 20.000 y 30.000 personas permanecen atrapadas por el avance de Estado Islámico.
Según el portavoz de la organización, Adrian Edwards, los refugiados se están desplazando a la ciudad de Zajo y la gobernación de Dohuk, ambas en el noroeste del país, donde se les están proporcionando alimentos, agua y asistencia médica debido a su estado de deshidratación, agotamiento y golpes de calor provocados por temperaturas diarias que oscilan entre los 40 y 45 grados centígrados.
En Zajo, las autoridades han habilitado escuelas y edificios de la comunidad para albergar a los casi 100.000 refugiados que han llegado a la ciudad en la última semana.
Entre las minorías desplazadas a Dohuk hay yazidíes, cristianos, chabaquíes, yaresaníes, armenios y turcomanos. Todos ellos están dispersos y reubicados en diferentes lugares, incluidos mezquitas, parques y edificios derruidos, sin acceso a agua ni electricidad.
ACNUR está distribuyendo colchones, mantas, equipos de socorro y artículos del hogar e higiene a los desplazados. Además, ha reconocido la "enorme generosidad local" con los desplazados, a los que entregan "ayuda espontáneamente".
La organización asegura que los desplazados y comunidades locales han informado de la llegada de más desplazados en los próximos días.
REUBICACIÓN
Edwards ha informado de que entre 7.000 y 10.000 personas se están alojando en el campamento de Bajet Kandela, un antiguo centro de acogida de refugiados sirios, pero las instalaciones --que tienen electricidad, agua y otras infraestructuras esenciales-- están llenas y las ONG locales han tenido que añadir otras 5.000 tiendas de campaña familiares para hacer más espacio.
El Gobierno turco espera que la construcción de dos nuevos campos en Zajo y Sharija termine pronto, mientras que se prevé que las obras de un tercero en Janke comiencen la próxima semana.
En total hay más de 1,2 millones de desplazados internos en Irak, incluidos los 700.000 que están en la región del Kurdistán, que también alberga a 220.000 refugiados sirios.
LOS REFUGIADOS EN SIRIA
ACNUR asegura que entre 10.000 y 15.000 yazidíes huidos de Sinjar han llegado a Siria. La mayoría ha buscado refugio en el campamento Newroz, cerca de Al Qamishli, en el noroeste de Siria, a cargo de ONG locales.
Otros refugiados, sin embargo, están dispersos en varias aldeas yazidíes en Qahtania, en el norte del país, donde Edwards ha explicado que la organización llevó a cabo una misión de evaluación el sábado y están distribuyendo también ayuda a los refugiados de Newroz.