Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AI llama al cierre de Guantánamo, "símbolo internacional de la tortura"

Amnistía Internacional ha defendido este lunes el cierre del centro de detención de Guantánamo, la base que Estados Unidos tiene en Cuba, defendiendo que se ha convertido en el "símbolo internacional de la tortura" y denunciando la "obstrucción" por parte del Congreso a su clausura.
Con motivo del 14 aniversario del traslado de los primeros reclusos al centro, la ONG ha sostenido que "la obstrucción del Congreso estadounidense al cierre del centro de detención de Guantánamo amenaza con situar a Estados Unidos entre los países que desprecian sistemáticamente las normas internacionalmente acordadas de justicia y derechos humanos".
"Guantánamo permanece abierto porque los políticos están explotando el miedo genuino de la población a los atentados terroristas", ha lamentado la directora del Programa de Seguridad y Derechos Humanos de AI Estados Unidos, Naureen Shah.
"En lugar de identificar medidas efectivas y legales para prevenir los atentados, los congresistas se dedican a jugar a la política con las vidas de decenas de hombres que podrían morir entre rejas sin haber sido siquiera juzgados", ha criticado en un comunicado.
Para Shah, "Guantánamo se ha convertido en un símbolo internacional de la tortura, las entregas y la detención indefinida sin cargos ni juicio". Así las cosas, ha subrayado que "su cierre no significa simplemente trasladar a los detenidos a otro lugar y apagar las luces del centro. Significa terminar por completo con estas prácticas y hacer que se rindan cuentas por los abusos cometidos en el pasado".
En la actualidad, en el centro de detención permanecen recluidos 104 hombres, 45 de los cuales han recibido 'luz verde' para ser transferidos a otro lugar, pero permanecen entre rejas.
OBAMA MANTIENE SU INTENCIÓN
Precisamente, este domingo, el jefe de gabinete de Barack Obama, Denis McDonough, dijo que el presidente estadounidense mantiene su compromiso de cerrar Guantánamo antes de abandonar la Casa Blanca en enero de 2017.
"Siente una obligación con su sucesor de cerrarlo y por eso es por lo que vamos a hacerlo", indicó McDonough a la cadena Fox News. "Seguro que vamos a hacerlo", insistió, si bien no quiso aclarar si el presidente usará sus poderes ejecutivos para evitar al Congreso y clausurar definitivamente la prisión, una de sus promesas durante la campaña electoral de 2008 que le llevó a la Casa Blanca.
"El presidente ha dicho que va a presentar un plan al Congreso y a trabajar con el Congreso y luego tomaremos alguna determinación final", se limitó a señalar McDonough.
Los esfuerzos de Obama por cerrar el centro de detención de Guantánamo, abierto tras la guerra contra el terrorismo lanzada a raíz de los atentados del 11-S, se han visto frenados por los republicanos en el Congreso.