Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AI pide la liberación inmediata de los periodistas y funcionarios secuestrados en el este de Ucrania

La organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) ha exigido la puesta en libertad "de inmediato" de todos los periodistas y funcionarios que permanecen detenidos ilegalmente por parte de un grupo separatista prorruso en el este de Ucrania, al tiempo que ha reclamado que no los utilice como "moneda de cambio".
En un comunicado, la ONG ha explicado recordado que el diario ucraniano 'Kiev Post' ha informado de al menos 16 personas secuestradas desde la semana pasada en Slaviansk y Horlivka, dos localidades de la región de Donetsk, en el este de Ucrania, bajo "control" de "un grupo armado prorruso".
"La detención de periodistas, funcionarios municipales y residentes a manos de un grupo armado en Slaviansk deja bien claro el grado de ilegalidad que se ha alcanzado en zonas del este de Ucrania y hace temer que los detenidos puedan correr peligro de sufrir tortura y otros malos tratos. El tomar rehenes y utilizarlos como moneda de cambio para obtener una ganancia política es una práctica tan aborrecible como ilegal", ha manifestado Heather McGill, investigadora de Amnistía Internacional sobre Ucrania.
"El acoso, el secuestro y la detención de periodistas suponen un fuerte golpe a la libertad de expresión y deben cesar de inmediato. Todo aquel que detenga ilegalmente a periodistas o a otras personas en el este de Ucrania debe garantizar su seguridad y debe ponerlos en libertad de manera inmediata e incondicional", ha subrayado.
AI ha lanzado este mensaje horas antes de la liberación del periodista estadounidense Simon Ostrovsky, secuestrado desde el lunes por separatistas prorrusos en Slaviansk.
"Vice News está encantada de confirmar que nuestro colega y amigo Simon Ostrovski ha sido puesto en libertad y está bien de salud", ha afirmado Vice News, la empresa para la que trabaja el reportero, en un comunicado publicado en su página web.