Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

AQMI publica un vídeo de la rehén suiza Beatrice Stockly, secuestrada en enero en Malí

El grupo terrorista Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) ha publicado un vídeo como prueba de vida de la rehén suiza Beatrice Stockly, una misionera secuestrada el pasado mes de enero en la ciudad de Tombuctú, en el norte de Malí.
El vídeo data del 17 de mayo y en él se ve a Stockly con la cabeza cubierta con un pañuelo negro y con aspecto serio. La rehén habla brevemente a cámara tanto en árabe como en francés.
"Llevo 130 días capturada por Al Qaeda en el Magreb Islámico", afirma Stockly, asegurando al Gobierno suizo que se encuentra "bien de salud" aunque no soporta bien el calor y que sus captores "han hecho todo lo posible por mí".
AQMI ya había publicado otro vídeo el pasado 27 de enero reivindicando el secuestro. En él también se veía a la misionera suiza vestida con un velo negro y los secuestradores reclamaban la liberación de todos los miembros de AQMI detenidos en Bamako y la excarcelación de Ahmad al Mahdi, alias Abu Turab, uno de los líderes de la milicia Ansar Dine.
"Anunciamos nuestra responsabilidad en el secuestro de esta pagana evangelizadora que, por su trabajo, ha conseguido alejar del Islam a numerosos hijos de musulmanes", afirmaron entonces los secuestradores.
Abu Turab, acusado de crímenes de guerra por la destrucción en la ciudad maliense de Tombuctú, se convirtió en septiembre de 2015 en la primera persona en comparecer ante la Cámara de Antejuicio del Tribunal Penal Internacional (TPI), en La Haya, por sus acciones durante el conflicto en Malí.
Los hechos ocurrieron entre el 30 de junio y el 10 de julio de 2012, periodo durante el cual Tombuctú, así como el resto del Azawad, estuvo en manos de AQMI y Ansar Dine, un grupo armado islamista tuareg.