Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abbas advierte a Israel contra convertir un conflicto político en una guerra religiosa

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, ha advertido este miércoles a Israel contra convertir el conflicto político entre palestinos e israelíes en una guerra religiosa, criticando los últimos ataques contra fieles musulmanes en la Explanada de las Mezquitas.
En un discurso televisado, Abbas ha subrayado que "los palestinos y el mundo conocen los peligros de usar la religión en los conflictos políticos", según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.
"Todos debemos ver lo que hay alrededor nuestro e Israel debe prestar atención y entender que este tipo de situaciones son peligrosas tanto para Israel como para otros", ha valorado el mandatario.
Por otra parte, ha resaltado que los intentos de Israel de abrir una segunda puerta para que los judíos accedan a la Explanada, lo que alteraría el 'status quo' religioso en el lugar, es una "provocación" ante la que "los palestinos no permanecerán en silencio".
En este sentido, Abbas ha recordado que este tipo de incidentes ya tienen lugar en la mezquita Ibrahim de la localidad cisjordana de Hebrón, donde las autoridades israelíes impiden de forma habitual la entrada de fieles.
"Los palestinos no permanecerán en silencio. Los enfrentamientos tienen lugar todos los días, y hay palestinos que resultan heridos o mueren mientras hacen frente a las violaciones israelíes en las mezquitas de Al Aqsa e Ibrahim", ha remachado.
Varias decenas de personas han resultado heridas en los enfrentamientos registrados este miércoles entre palestinos y agentes de la Policía israelí frente a la mezquita de Al Aqsa, en la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén.
Guardias de seguridad destacados en esa mezquita han explicado que las fuerzas israelíes han llegado al recinto en torno a las 7.30 horas para preparar una visita de personalidades israelíes de derechas que tienen previsto acudir allí con motivo de la Fiesta de los Tabernáculos.
Los agentes israelíes han intentado desalojar por la fuerza a los fieles palestinos, golpeándoles a algunos de ellos con porras, según los guardas. Algunos de los musulmanes agredidos se han enfrentado a los agentes antes de refugiarse dentro de la mezquita.
Después de que varios fieles les lanzaran piedras, los agentes israelíes han respondido lanzando gases lacrimógenos, granadas aturdidoras y pelotas de goma, dejando a decenas de palestinos heridos, según ha dicho el director de la Mezquita de Al Aqsa, Omar al Kiswani.