Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abe acepta suspender los planes de construcción de una base militar de EEUU en Okinawa

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ha anunciado este viernes su decisión de aceptar el fallo del tribunal y suspender los planes de construcción de una base militar estadounidense en la isla de Okinawa.
"El Gobierno ha decidido aceptar el plan de acuerdo mediado por el tribunal", ha afirmado el ministro de Defensa, Gen Nakatani, según ha informado la agencia japonesa de noticias Kiodo.
El gobierno local de Okinawa se ha visto inmerso en una batalla legal con el Gobierno central por sus planes para recolocar la base aérea estadounidense de Futenma, reclamando a Tokio que ponga fin a los trabajos de construcción de la base en el área de Nago.
Cerca de 28.000 personas rodearon el 21 de febrero el Parlamento de Japón en el reinicio de las protestas en todo el país contra la relocalización de la citada base militar.
La isla fue el único escenario de combates por tierra entre Estados Unidos y Japón durante la II Guerra Mundial en 1945. La presencia norteamericana en su territorio recuerda a los japoneses no solo su derrota, sino también los numerosos testimonios que acusaron a las fuerzas estadounidenses de violaciones y otros abusos contra la población.
En la actualidad, los residentes de la isla -- cuya oposición ha llegado a afectar muy seriamente al Gobierno japonés, en los momentos más álgidos de las protestas -- asocian directamente la presencia estadounidense con ruido, polución y crimen.