Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abortan un ataque masivo por parte de los talibán contra Kabul

Las fuerzas de seguridad de Afganistán han matado a al menos ocho talibán durante una redada llevada a cabo en la capital del país, Kabul, tras lo que las autoridades han asegurado que, de esta manera, se ha abortado un ataque masivo contra la localidad.
Miembros de la agencia de Inteligencia de Afganistán, la Dirección Nacional de Seguridad (NDS), han lanzado la operación poco después de la medianoche contra un edificio ubicado en el distrito de Pul-e Charji que los talibán utilizaban como base.
"Hemos matado a ocho insurgentes y nos hemos incautado explosivos. Pretendían (los talibán) entrar a un edificio en Kabul y lanzar un ataque combinado contra fuerzas de seguridad, oficinas gubernamentales y oficinas extranjeras", ha dicho un portavoz de la NDS.
La Policía ha admitido que otros dos insurgentes han logrado escapar tras un tiroteo que se prolongó durante unas cinco horas y que se produjo en una zona aislada.
En el edificio registrado, las autoridades han localizado tres vehículos con explosivos y varios cinturones preparados para suicidas. La red disponía, además, de mapas y números de teléfono que estarían vinculados con el grupo Haqqani, afincado principalmente en el noroeste de Pakistán.
Por su parte, los talibán han emitido un comunicado para desmentir que la operación haya sido lanzada contra sus operativos, aunque suele ser una conducta habitual de la insurgencia negar este tipo de acciones policiales.
Decenas de talibán lanzaron el 15 de abril un asalto coordinado sobre el centro de Kabul con granadas y armamento ligero que se prolongó durante 18 horas.