Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abren a los turistas el búnker de Benito Mussolini en Roma

Setenta y cuatro años después de que el dictador fascista Benito Mussolini comenzara la construcción de un búnker antiaéreo, desde hoy podemos entrar, por vez primera y verlo desde dentro. Ordenó construirlo para él y para su familia. Un lugar donde refugiarse en tiempos de guerra de las bombas de los aliados. Porque Mussolini gobernó en Italia desde 1922 hasta 1943 y es recordado por unirse en la Segunda Guerra Mundial al dictador Nazi alemán Adolf Hitler y por perseguir y matar a miles de judíos, entre otros crímenes. 'Il Duce' decidió adaptar la bodega de vino y transformarla en un refugio antiaéreo completo. Sorprenden las puertas de seguridad. Y nada más entrar encontramos su escritorio de trabajo. Teléfono y cómo no, máscaras antigas. Sorprende también su ubicación. Debajo de la lujosa villa en la que residía el dictador con su familia. El alcalde de Roma, Ignazio Marino, considera que la apertura del búnker continuará recordando a los italianos y a los turistas una de las páginas más negras de su historia. Un recordatorio presente para educar en la libertad y conocer la historia. Para que las atrocidades cometidas en el pasado, jamás se vuelvan a repetir.