Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Absueltos los tres últimos militares acusados de matar a 15 personas en Tlatlaya

La Justicia mexicana ha absuelto a los tres últimos militares involucrados en la muerte de 15 personas en el municipio de Tlatlaya (en el sur del estado de México). Los tres soldados, junto con otros cinco militares, fueron acusados de homicidio y otros cargos en el año 2014.
La Procuraduría General de la República (PGR) ha informado este viernes por la noche de la absolución de los tres individuos de los delitos de homicidio, encubrimiento y modificación ilícita de pruebas de hechos delictivos.
La decisión se produjo después de una resolución judicial emitida por un tribunal federal, que desestimó las pruebas aportadas para demostrar la culpabilidad de los individuos. Los tres soldados se encontraban recluidos en una prisión militar de Ciudad de México.
Los hechos a los que se refiere el caso se produjeron el 30 de junio de 2014 en el poblado San Pedro Limón cuando un grupo formado por ocho militares protagonizó un enfrentamiento contra presuntos integrantes de un grupo delictivo en Tlatlaya, según la primera versión oficial.
No obstante, investigaciones posteriores probaron que entre los muertos había doce civiles desarmados y otros individuos que se habían rendido tras un breve enfrentamiento con los militares, tal y como ha destacado la cadena británica BBC.
Según las investigaciones llevadas a cabo por la PGR, al menos nueve personas murieron en el incidente. Sin embargo, la Comisión Nacional de Derechos Humanos cifra el número de fallecidos en 15.
Inicialmente se acusó de las ejecuciones extrajudiciales a cinco soldados, entre los que se encontraban también Fernando Quintero, Roberto Acevedo y Leobardo Hernández, que acaban de ser absueltos. Tres de los militares tenían cargos de homicidio y los otros cinco, por no haber informado de los hechos.
En octubre de 2015, un juzgado federal liberó a cinco imputados, reabriendo el debate sobre las operaciones militares en México y las presuntas violaciones de los Derechos Humanos.