Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Abú Sayyaf reivindica el atentado de Filipinas para pedir la "unidad" de "todos los 'muyahidines' del país"

El portavoz del grupo yihadista filipino Abú Sayyaf, Abú Rami, ha informado este sábado de que el atentado de la ciudad de Dávao, en el que han muerto al menos 14 personas y otras 67 han resultado heridas, es una "llamada para la unidad de todos los 'muyahidines' del país".
Las declaraciones de Rami, recogidas por ABS-CBN, están en línea con la amenaza del grupo, que el pasado jueves advirtió al Ejército filipino de que estaba preparando nuevos ataques desde el mismo inicio del mes de septiembre. Rami ha asegurado que este ataque es una respuesta a la guerra que ha abierto el Ejército contra el grupo.
El portavoz de Abú ha señalado que este ataque, que ha tenido lugar en la provincia de Mindanao, no forma parte de ninguna táctica para desviar la atención de las fuerzas del Gobierno, que actualmente se están enfocando en la lucha contra el grupo en Joló y Basilán --en el Mindanao musulmán--.
Asimismo, ha advertido de que los próximos días van a perpetrar ataques similares. El presidente, Rodrigo Duterte, ordenó a principios de esta semana intensificar las operaciones para acabar con el grupo, después de que en un enfrentamiento en Patikul (Joló) perdieran a 15 de sus hombres.
Tras la explosión de Dávao, Duterte ha declarado el 'estado de anarquía' en el país, donde el personal militar dirigirá el país bajo sus órdenes.