Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Activistas sirios denuncian que el régimen está usando drones israelíes para espiar zonas rebeldes

Activistas opositores sirios han denunciado en redes sociales que el régimen que preside Bashar al Assad está empleando vehículos aéreos no tripulados (también conocidos como 'drones') de fabricación israelí para recopilar información sobre las zonas del país bajo control de fuerzas sublevadas.
La denuncia de los opositores llega días después del inicio del alto el fuego propuesto por los Gobiernos de Rusia y Estados Unidos y que entró en vigo en la medianoche del 27 de febrero. En los primeros días de cese de hostilidades, las fuerzas rebeldes y el Gobierno sirio se han acusado mutuamente de estar incumpliendo lo acordado.
Según informa el diario 'Asharq al Awsat', los activistas sospechan que los 'drones' han sido vendidos por Israel a Rusia, quien, a su vez, se los ha transferido al régimen sirio para cumplir misiones de Inteligencia.
El diario israelí 'The Jerusalem Post' ha recordado que no es la primera vez que las fuerzas opositoras sirias denuncian que el régimen de Damasco está empleando tecnología armamentística israelí en la guerra.
En marzo de 2012, un año después del comienzo del conflicto, fuentes turcas aseguraron que la Inteligencia turca había identificado drones israelíes sobrevolando territorio sirio para "recopilar información sobre actividades rebeldes".
Según el diario 'Asharq al Awsat', el empleo de aeronaves sin piloto de fabricación israelí por parte del Gobierno de Damasco puede deberse a que Rusia se los haya entregado o a que Israel esté cooperando militarmente con el régimen de Al Assad o a que Israel esté recopilando datos de Inteligencia en territorio sirio para luego compartirlos con el Ejecutivo sirio.