Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Agencias de la ONU reconocen una mejoría de la situación en Siria

Distintas organizaciones humanitarias de la ONU han destacado la mejoría de la situación humanitaria en Siria desde el pasado 27 de febrero, cuando entró en vigor el alto el fuego pactado entre Estados Unidos y Rusia.
"Durante las últimas semanas vemos señales de frágiles destellos de esperanza", señala el documento, que subraya que "caen menos bombas, la ayuda humanitaria ha podido llegar a determinadas regiones, todas las partes se preparan para iniciar el diálogo".
"Nosotros, como representantes de las organizaciones humanitarias, saludamos este progreso que significa cambios reales", indica el documento.
Además, los representantes de las organizaciones humanitarias de la ONU subrayan que mantendrán el diálogo con todas las partes del conflicto para garantizar el acceso y entrega de ayuda humanitaria en Siria. "Nadie quiere ser testigo del inicio del sexto año de conflicto este 15 de marzo, los jóvenes de toda Siria deben tener esperanza y fe en que su futuro está en su Patria", destaca el documento.
Esta declaración está firmada, entre otros, por el subsecretario general de la ONU para cuestiones humanitarias, Stephen O'Brien; la directora ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos, Ertharin Cousin; el director ejecutivo del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Anthony Lake; el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi; los titulares de la Organización Mundial de la Salud, la Organización Internacional de las Migraciones y la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA).
El pasado 22 de febrero, Estados Unidos y Rusia publicaron una declaración conjunta que establece un alto el fuego en Siria a partir de la medianoche del 26 al 27 de febrero. Además, la tregua está avalada por la Resolución 2268 del Consejo de Seguridad de la ONU. La medida no se aplica a los grupos declarados terroristas por la ONU, como el Estado Islámico y el Frente Al Nusra.
Aunque el alto el fuego se mantiene con algunas excepciones, el Gobierno sirio y la oposición armada aún no han avanzado en el diálogo político para superar el conflicto.