Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ahmadineyad proclama el fin de los imperios y exige nuevos mecanismos mundiales

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, durante la segunda jornada de la reunión de la Organización de Cooperación de Shangai (SCO) que se celebró en Yekaterimburgo, Rusia, hoy martes 16 de junio. EFEtelecinco.es
El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, declaró hoy que "la época de los imperios ha terminado" y consideró imprescindible elaborar nuevos mecanismos y estructuras políticas y económicas internacionales.
"Es evidente que la época de los imperios ha terminado y que éstos jamás renacerán", dijo Ahmadineyad en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái, organización regional a cuya cumbre asiste como observador en la ciudad de Yekaterimburgo.
Denunció que el actual sistema político-económico mundial está anticuado y consideró un imperativo diseñar nuevos mecanismos de gestión de crisis y para la solución de los conflictos internacionales.
"Irak sigue ocupado, en Afganistán reina y se propaga la falta de orden, el problema palestino sigue sin resolver, mientras EEUU está sumido en crisis económicas y políticas, sin visos de solución, y sus aliados tampoco pueden con estas crisis", manifestó.
Según Ahmadineyad, "los acontecimientos y desórdenes internacionales demuestran que el sistema político y económico mundial cede posiciones".
"Estamos convencidos de que de los problemas actuales tienen que ver con la visión del mundo y de que se avecina el fin del control que ejercen sobre el mundo las estructuras políticas y económicas existentes", indicó, según la agencia rusa Itar-Tass.
Por otra parte, alabó el papel de la OCS, que agrupa a Rusia, China y cuatro países centroasiáticos, en la solución de los problemas regionales, abogó por una mayor cooperación económica y confirmó el deseo de Irán de ser miembro formal del organismo.
"La OCS, aprovechando sus grandes recursos naturales, como petróleo y gas, las tecnologías, los recursos humanos y los valores culturales, puede desempeñar un papel de vanguardia en la solución de los problemas económicos y abrir el camino a los cambios positivos del orden político y económico", señaló el líder iraní.