Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El avión de Air France volaba a una velocidad "equivocada"

Las manchas de combustible en el mar hacen descartar un incendio o explosión. Vídeo: ATLAS.telecinco.es
El avión de Air France volaba una velocidad que no era la adecuada. El Airbus A-330 que cubría la ruta Río de Janeiro-París pudo explotar en el aire por razones desconocidas y además volaba a una velocidad "equivocada", según publica este jueves la prensa francesa. La tesis gala, sin embargo, contradice los argumentos de Brasil donde creen que el avión no exploto ni ardió.
La gran extensión de la zona del Atlántico en la que se han localizado algunos restos del aparato, que volaba con 228 personas a bordo, hace pensar a los expertos que podría haberse producido una explosión en el aire, según 'Le Figaro', que cita fuentes de la investigación.
Por su parte, el diario 'Le Monde' señala que el Airbus A330 desaparecido volaba a una velocidad "equivocada".  Además, y por el "encadenamiento de acontecimientos catastróficos", se produjo la desintegración del aparato en pleno vuelo.
El ministro de Defensa brasileño, por su parte, explica que la existencia de manchas de combustible en el agua significa que el avión no explotó ni ardió.
 
La búsqueda continúa con cinco barcos y once aeronaves patrullando la zona. Pero las labores son muy complicadas y las autoridades se muestran pesimistas en cuanto a la recuperación de las cajas negras, ya que en esta zona la profundidad es de 4.000 metros.
"Necesitamos tiempo para determinar sin podemos alcanzar o no la caja. Históricamente algunas han sido recuperadas pasados 30 días, pero no soy optimista. Esa zona del océano no sólo es profunda, también es muy montañosa", explica Nelson Jobim, ministro de Defensa brasileño.
La caja negra podría encontrarse a 5.000 metros de profundidad y para su búsqueda será necesario el empleo de sofisticados batiscafos.
De momento, los aviones de búsqueda también han localizado lo que podría ser una parte del fuselaje de unos 7 metros de diámetro cerca de las formaciones rocosas de Sao Pedro y Sao Pablo.
"Nada de supervivientes"
"No hay duda ninguna de que es el lugar de la caída", asegura Jobim, que ha reiterado que han sido encontrados "objetos que serán recogidos por los navíos" de la Marina, pero hasta ahora no hay señales de los ocupantes del aparato.
"Todavía no fueron encontrados cuerpos, nada de supervivientes", afirma el ministro, quien no ha escondido su pesimismo sobre la recuperación de los cadáveres.
Los últimos mensajes del avión
Un diario brasileño ha desvelado detalles de los mensajes automáticos que el avión comenzó a emitir tras pasar una zona de turbulencias: los códigos muestran que falló el ordenador principal y la unidad encargada de informar de la altitud y la velocidad vertical. Se desconectó el piloto automático, de forma voluntaria o no, y hubo problemas en el generador eléctrico. El último mensaje alertaba de un aumento de la velocidad vertical que podría indicar despresurización o que el avión ya se precipitaba contra el océano. BQM