Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El activista Alaa Abdel Fatah inicia una huelga de hambre y la familia hace al Gobierno responsable de su salud

El activista egipcio Alaa Abdel Fatah, quien se encuentra detenido a la espera de que se repita su juicio, inició el lunes una huelga de hambre, según ha informado este martes su familia a través de un comunicado, tal y como ha recogido el diario egipcio 'Al Ahram'.
"No desempeñaré el papel que han preparado para mí", ha dicho, sin dar más detalles. El activista fue condenado junto a otras 24 personas a 15 años de cárcel por infringir la nueva ley de protestas y agredir a las fuerzas de seguridad en noviembre pasado. La siguiente sesión está prevista para el 10 de septiembre.
Su hermana Sanaa Abdel Fatah está también a la espera de juicio por infringir la nueva ley de protestas, que ha sido duramente criticada por las organizaciones pro Derechos Humanos.
Tanto Alaa como Sanaa pueden realizar visitas a su padre, Ahmed Seif el Islam, un importante abogado pro Derechos Humanos, que se encuentra en un estado delicado de salud tras ser operado a corazón abierto.
El Islam se encontraba inconsciente durante la última visita de Alaa al hospital, lo que la familia del activista ha descrito como "un momento decisivo" para él, quien posteriormente ha anunciado que "no cooperará con esta situación absurda e injusta, aunque le cueste la vida".
"Nosotros, la familia, amigos y seres queridos de Alaa, hacemos al régimen responsable de la salud de Abdel Fatah, quien inició su huelga de hambre el 18 de agosto hasta su liberación", ha subrayado en su comunicado.