Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alain Juppé confirma su candidatura a las primarias de la UMP para las presidenciales

El ex primer ministro francés Alain Juppé, uno de los actuales responsables interinos de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), ha anunciado este miércoles que se presentará a las primarias de la formación con vistas a las próximas elecciones presidenciales.
En un mensaje publicado en su blog y en el que llama a reimpulsar la UMP como alternativa de Gobierno, Juppé ha desvelado que quiere participar en la "construcción" de su partido y de Francia. "Por eso he decidido ser candidato a las próximas primarias", ha dicho.
Las elecciones presidenciales tendrán lugar en 2017 y, según Juppé, la votación para elegir al candidato debería celebrarse en la primavera de 2016. En este sentido, ha propuesto unas primarias abiertas "en armonía con la cultura de una nueva democracia".
El alcalde de Burdeos, estrecho aliado del expresidente Jacques Chirac y antiguo ministro de Exteriores y Defensa, ha defendido la capacidad de la UMP para "sacar a Francia del marasmo en el que se encuentra" y "responder de manera convincente" a las dudas que "acosan" a la ciudadanía.
"El presidente de la República y su primer ministro han perdido la confianza de los franceses", ha apostillado, en un mensaje en el que también ha advertido de que Francia y Europa nio pueden ser "simples espectadores" de lo que ocurre en el mundo. En el ámbito internacional, ha citado el "caos" de Oriente Próximo y los intentos del mandatario ruso, Vladimir Putin, por recuperar el "imperio perdido".
RECUPERAR LA UMP
Juppé, junto a los también presidentes interinos de UMP François Fillon y Jean-Pierra Raffarin, quiere "poner en orden la casa" y preparar un congreso para que la militancia pueda elegir, a finales de noviembre, una ejecutiva definitiva. "Dará la palabra a la militancia y les permitirá elegir en total transparencia", ha dicho.
La UMP, sin embargo, tiene ante sí la tarea de levantar cabeza tras unos últimos años cuanto menos complicados. La derrota de Nicolas Sarkozy en las elecciones de 2012 sumió al partido en una crisis sin precedentes salpicada de luchas intestinas por el poder.
La falta de un líder claro dentro de la UMP mantiene a Sarkozy como el candidato preferido por los votantes de derecha para los comicios de 2017. Un sondeo difundido en julio por 'Le Nouvel Observateur' situaba en el 38 por ciento la proporción de quienes abogaban por la vuelta de Sarkozy, mientras que un 32 por ciento querían a Juppé como candidato.