Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Alemania, España, EEUU, Francia, Italia, Reino Unido y Emiratos celebran el acuerdo de gobierno de unidad libio

Los Gobiernos de Alemania, Emiratos Árabes Unidos, España, Estados Unidos, Francia, Italia y Reino Unido han celebrado el acuerdo de gobierno de unidad anunciado el 14 de febrero por el Consejo de Presidencia de Libia, un pacto que han considerado "un paso esencial" para reconstruir el país y "neutralizar" la amenaza de Estado Islámico.
"Tomamos nota del espíritu de apertura y reconciliación encarnado en este gabinete. Elegir el camino de la reconciliación no es fácil pero hacer frente a las crisis humanitarias, económicas y de seguridad de Libia requiere un gran coraje", han asegurado los siete países, en una declaración conjunta hecha pública este jueves.
En su opinión, "concluir la formación del Gobierno de Acuerdo Nacional es un paso esencial para proporcionar al pueblo libio la oportunidad de reconstruir su país y de neutralizar la amenaza planteada por DAESH a su futuro".
Los países firmantes se han declarado "dispuestos" a prestar todo su apoyo al pueblo libio y al Gobierno de Acuerdo Nacional "en su ardua tarea de restauración de la unidad y la estabilidad". Sin embargo, han considerado que "los miembros de la Cámara de Representantes se enfrentan ahora a una grave responsabilidad".
"Instamos a la Cámara a aprobar la lista de los miembros del Gobierno de Acuerdo Nacional en su totalidad, como se prevé en el Acuerdo Político Libio. El camino de la reconciliación y la formación del Gobierno de Acuerdo Nacional completo ofrecen una vía positiva hacia adelante para el pueblo libio", han explicado.
Tras dejar claro que estarán "al lado de los que optan por este camino hacia adelante", los países firmantes han advertido de que "continuar en la división" de Libia "sólo beneficiará a DAESH y a los otros grupos extremistas que quieren deshacer Libia en pedazos".